¿Qué refleja el cuarto de un niño? (FOTOS)

El libro Where Children Sleep de James Mollison reúne decenas de fotografías de niños alrededor del mundo y los cuartos donde duermen. Mollison recuerda su propia habitación, que pudo decorar y llenar de objetos para hacerla única, pero pronto se dio cuenta que no todos los niños tienen esa comodidad, muchos comparten cama con sus familiares y otros (como Irkena de Kenia) que duermen al aire libre. Después de ver estas fotografías podemos ver que el cuarto de un niño a veces es más bien el reflejo del mundo exterior.

El libro fue escrito y presentado con la idea de una audiencia de entre 9 y 13 años, para despertar un interés y empatía por otros niños de otros países. Sin embargo, este ensayo fotográfico también despierta serias reflexiones en nosotros los adultos.



 

Erlen tiene 14 años y ya es su tercer embarazo. Vive en una favela en Río de Janeiro, Brasil. Ella generalmente duerme en el piso, pero ahora que ya está en sus últimos meses de embarazo su madre ha cambiado lugares con ella para que duerma en la cama. Erlen tenía 12 cuando su primer hijo nació muerto. El segundo también falleció al poco tiempo de nacer. Si el tercero sobrevive, Erlen no podrá regresar a la escuela, pues tendrá que quedarse en casa a cuidarlo.

 

Samantha tiene nueve años y vive con sus padres, su conejillo de Indias y un pescado en una casa en Long Island, Nueva York. Samantha es cinta negra en karate, ha sido campeona mundial tres veces y ha llenado su cuarto de trofeos. Ella pasa 4 horas diaria s practicando karate y hora y media de tareas escolares.

 

Douha vive con sus padres y 11 hermanos en un campo de refugiados para palestinos en Hebron, Cisjordania. Ella nació en un campo de refugiados, tiene 10 años y a su alrededor siempre ha visto violencia. Su hermano Mohammed murió en uno de los enfrentamientos contra Israel, y la casa de todos ellos fue destruida por el ejército israelí. Douha trabaja duro en la escuela porque quiere ser pediatra cuando sea grande.

 

Tzvika tiene 9 años y vive en Beitar Illit, un establecimiento israelí en Cisjordania, donde viven 36,000 Judíos Haredi (ortodoxos). Las televisiones y periódicos están prohibidos dentro. Las familias promedio tienen 9 hijos, pero Tzvika tiene una hermana y dos hermanos, con los que comparte el cuarto. A Tzvika le gustan los juegos religiosos de su computadora y quisiera ser rabino de grande.

 

Joey tiene 11 años, vive en Kentucky con sus padres y su hermana mayor. Regularmente acompaña a su padre de cacería. A los 7 mató su primer animal, un ciervo. Posee dos escopetas y quiere estrenar su ballesta, pues dice que ya está cansado de usar una pistola. Cuando no está de cacería, Joey va a la escuela o ve la televisión con su mascota, una lagarto llamada Lily.

 

Irkena vive en Kenia con su madre en una casa temporal, rodeada por un cerco de espinas que protege a su ganado. Él pertenece a la tribu Rendille, que lleva una vida semi-nómada en el desierto Kaisut. Irkena tiene 14 años y pronto será circuncidado para que se convierta en morani (joven guerrero), deje la comunidad y viva en la naturaleza con otros guerreros.

 

Maria vive en la Ciudad de México con sus padres y hermana en una casa de tres pisos protegida con vallas de seguridad. Estas medidas fueron tomadas después de que uno de sus primos fue secuestrado. Maria tiene 12 años y va a una escuela privada. Sus pasatiempos son todo tipo de danzas (tap, ballet, irlandesa) y le gustaría ser una bailarina profesional de jazz. Tiene dos estéreos, un iPod, un celular y su propio timbre fuera de la puerta de su cuarto.

 

Jaime tiene 9 años, vive en Nueva York, en una de las tres casas de sus padres (las otras dos están en España y en los Hamptons). Tiene dos hermanos más chicos, gemelos. En su tiempo libre, además de tocar el violonchelo y jugar kickbol, a Jaime le gusta estudiar sus finanzas en el sitio de internet de Citibank.

 

Lewis tiene 10 años, vive con sus padres y hermana en Yorkshire, Inglaterra. Se le ha impuesto una orden civil ASBO (orden por comportamiento anti-social), esto implica que tiene prohibido salir de noche, poseer drogas, alcohol, cuchillos ni siquiera un desatornillador. A Lewis se le ha diagnosticado ADHD (trastorno por déficit de atención con hiperactividad) y esquizofrenia. Su comportamiento ha hecho que se le excluya de su escuela especial en 7 ocasiones. Lewis dice sentirse más feliz con los medicamentos, pero extraña jugar afuera con sus amigos por las noches.

 

Indira vive con sus padres, hermano y Hermana en Kathmandu, Nepal. Su casa sólo tiene un cuarto, una cama y un colchón, que comparten los hermanos en el suelo. Indira tiene 7 años y trabajado en la cantera de granito (desde que tenía 3) entre 5 y 6 horas diarias, luego ayuda a su madre con las tareas domésticas. También va a la escuela, a 30 minutos de casa.