Mitos y riesgos de tomar Tamiflu para aliviar los síntomas de la gripa

Con la temporada de gripa, llegó un bombardeo de mensajes de medicamentos que pueden aliviar los síntomas. Por ejemplo Hoffman-LaRoche, el fabricante de Tamiflu, y CDC (Centers for Disease Control and Prevention) han dicho en los medios que se debe tomar Tamiflu (oseltamivir) al primer estornudo, cuando realmente esto no es necesario, e incluso puede ser riesgoso.



Tamiflu ha declarado que es capaz de recortar las admisiones a los hospitales en un 61% y que reduce las complicaciones como bronquitis, neumonía y sinusitis en un 67%. Sin embargo, la FDA ha encontrado que no hace nada de esto. De hecho, instruyó a la compañía a dar el siguiente testimonio:

No se ha probado que el Tamiflu tenga un impacto en las consecuencias potenciales (como hospitalizaciones, mortalidad o impacto económico) de la influenza estacional, aviar o pandémica.

Por si fuera poco, la Colaboración Cochrane, un grupo de expertos en evidencia médica, re-analizaron la información disponible relacionada al Tamiflu. Encontraron que sí acortaba los síntomas unas 21 horas, por lo que ni siquiera vale el riesgo de tomar Tamiflu, pues sus efectos secundarios incluyen vómitos, diarreas. Además, anecdóticamente se le ha relacionado con síntomas psiquiátricos.

La recomendación es no correr a la medicación o al hospital al primer estornudo. Ya estamos sufriendo una racha de superbichos resistentes a los antibióticos y otros medicamentos. Pero además, llenar las salas de emergencia impide que puedan ser atendidos los pacientes que realmente necesitan una atención inmediata. 

También en MamáNatural: 

Nuevas enfermedades resistentes a los antibióticos son una amenaza “apocalíptica”, afirman expertos

El peligro de consumir antibióticos

Antibióticos se recetan en exceso a los niños 

[TheAtlantic]