El autismo: un trastorno que no es enfermedad (Día Internacional de Concienciación sobre el Autismo)

El 2 de abril es el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo declarado por La Asamblea General de las Naciones Unidas.



El autismo es un conjunto de trastornos debido a anomalías entre las conexiones neuronales pero sus causas todavía son un misterio para los neurólogos. Se ha demostrado que el autismo es hereditario pero no se puede afirmar que la información genética sea lo único que lo determine. Algunos investigadores opinan que el trastorno es causado por alguna susceptibilidad genética alternada con un factor ambiental; otros creen que la intoxicación por metales pesados es un factor que desata autismo, esta teoría se dedujo a partir de que estudios indicaron altos niveles de mercurio en la sangre de personas autistas.

Los signos más frecuentes que indican autismo son la dificultad de socialización, conductas inusuales y repetitivas,  incapacidad para hablar y estereotipias motoras, pero cada caso de autismo presenta características distintas.

Muchas personas creen erróneamente que el autismo es enfermedad o retraso mental pero no, es un trastorno que ocurre en personas de todos los niveles de inteligencia. Además, la medición del cociente intelectual no puede realizarse con los mismos criterios para quienes son autistas que para quienes no lo son y todavía no se desarrolla un sistema con el que se pueda determinar con claridad el cociente intelectual de los autistas. Algunos proponen que el fenotipo autista no está relacionado con la inteligencia. Se ha descubierto que muchos autistas son muy inteligentes y tienen talentos fuera de lo común.

Actualmente existe un grupo de activistas defensores de los derechos de los autistas encabezado por Jim Sinclair, Jasmine O’Neill, Amanda Baggs, Michelle Dawson, entre otros. Este movimiento intenta romper con los estereotipos puestos sobre los autistas, tal como la creencia de que son retrasados mentales y difunde información sobre el autismo. 

[ONU]