10 motivos para moderar el consumo de fruta

Las frutas contienen antioxidantes, vitaminas, minerales y nutrientes que son parte importante de una dieta balanceada, pero comer demasiada fruta puede tener repercusiones negativas en la salud. A continuación 10 motivos para moderar el consumo de fruta. 



1. La fructuosa es metabolizada solamente por el hígado. La fuente principal de energía del cuerpo es la glucosa, y la fructuosa puede interferir con este proceso.

2. A diferencia de la glucosa, el hígado convierte la fructuosa directamente en grasa.

3. El exceso de fructuosa puede aumentar los triglicéridos y así como el riesgo de daño arterial y enfermedades cardiovasculares. Además la fructuosa incrementa el colesterol malo que deposita grasa en las células y disminuye el colesterol bueno que remueve las grasas malas de la sangre y las células.

4. La fructuosa se adhiere a las proteínas y grasas en nuestro cuerpo 10 veces más que la glucosa. Esto provoca algo llamado Glicación Avanzada de Productos Finales, responsable de la degeneración del cuerpo, hipertensión, demencia, resistencia a la insulina y complicaciones de diabetes.

5. El exceso de fructuosa se convierte en grasa y congestiona al hígado, causando una condición llamada hígado graso no alcóholico, padecimiento ligado a la resistencia a la insulina, diabetes, inflamación crónica y síndrome metabólico.

6. La fructuosa está relacionada a la hipertensión. El exceso de fructuosa inhibe una enzima que procesa el óxido nítrico en las arterias. El óxido nítrico es un dilatador natural para las arterias que previenen las enfermedades de arterias coronarias.

7. Exceso de fructuosa en la dieta está ligado al incremento del riesgo del síndrome metabólico, que es una combinación de niveles altos de azúcar, presión sanguínea alta, grasa abdominal y colesterol alto.

8.  El consumo desmedido de fructuosa provoca resistencia a la insulina, que puede causar diabetes tipo 2 o prediabetes.

9. Demasiada fructuosa causa resistencia a la leptina, una hormona que controla el apetito y el metabolismo para mantener un peso normal. La gente con resistencia a la leptina tiende a ganar peso mucho más fácil que quienes no tienen esta condición.

10. Ya que la mayoría de las células del cuerpo no puede emplear fructuosa como fuente de energía, las células cancerígenas pueden alimentarse de este monosacárido.

Se trata, en suma, de una lista que nos recuerda la conseja de que todo exceso solo redunda en el desequilibrio de nuestros procesos vitales. Recuerda siempre que una dieta balanceada es uno de los mejores elementos cotidianos para mantener la salud de tu cuerpo e incluso de otros aspectos de tu vida cotidiana.

[elephant]