Conoce aquí algunos efectos en tu cuerpo de las dietas bajas en carbohidratos

lowcarb

Las dietas cetogénicas son muy altas en grasas y bajas en carbohidratos y proteínas, han sido prescritas durante mucho tiempo.

En el cerebro la energía lo es todo. Este órgano requiere una gran cantidad de energía para funcionar bien. De hecho el cerebro, que representa sólo 2% de nuestro peso corporal, utiliza 20% de nuestro oxígeno y 10% de nuestras reservas de glucosa, solamente para funcionar.

Cuando cambiamos la fuente de energía principal del cerebro, de glucosa a cetonas, cambiamos el proceso de los aminoácidos y eso significa que cambiamos los rangos de glutamato y de GABA.

La cetosis es provocada por el déficit en el aporte de carbohidratos que induce al cataclismo de las grasas para la obtención de energía proveniente de acetil-CoA.

En la sinapsis, las cantidades de glutamato tienen que ser reguladas, un exceso de esta sustancia podría provocar daños cerebrales, ataques o excitotoxicidad. Para el cerebro un uso más eficiente de la energía facilita regresar el glutamato de vuelta a las células, lo cual es bueno para nuestra salud.

La cetosis puede influir en la disminución de glutamato en la sinapsis, además representa quema de grasa para el cuerpo.  

(Psychology Today)