Adopta estos hábitos de vida saludable para retardar el proceso de envejecimiento

         
Por: Redacción

lifestyle2



Un estudio piloto de 5 años ha demostrado que si se mejora el estilo de vida con una buena dieta, ejercicio, control de estrés puede haber un retroceso en el proceso de envejecimiento a nivel celular.

El estudio, que ahora aparece en The Lancet Oncology, fue dirigido por un par de científicos de renombre: Dean Ornish, quien hizo una carrera demostrando los beneficios del estilo de vida con una buena dieta, ejercicio, manejo de estrés y apoyo social; y Elizabeth Blackburn, quien ganó un premio Nobel por su descubrimiento de los telómeros y su relación con el proceso de envejecimiento.

Una de las teorías del estudio tiene que ver con la longitud del telómero —la parte del cromosoma que afecta el envejecimiento celular— y su relación con los factores del estilo de vida. Los telómeros aparecen en los extremos de los cromosomas y proveen protección y ayudan a que permanezcan estables.

Los telómeros se encojen con la edad, lo que contribuye a la decadencia celular. La longitud de los telómeros de una persona está comúnmente determinada por la edad.

Los telómeros no crecen. Precisamente por esto, es estudio de la Universidad de California pretende que podría haber una técnica que pueda revertir el proceso de envejecimiento a nivel celular.

Para el experimento el equipo reclutó a un pequeño grupo de voluntarios –35 hombres con cáncer de próstata–. Pidieron a 10 hombres que cumplieran con una rutina de vida y los otros 25 funcionaron como control. La muestra es pequeña pero debe considerarse que se trata de un estudio piloto.

Los cambios de vida que tuvieron que adoptar los 10 hombres fueron:



Una dieta alta en proteína vegetal, frutas, verduras, granos no refinados y bajos en grasa y carbohidratos refinados.

Ejercicio aeróbico moderado 30 minutos por día, 6 días a la semana.

Actividades de control de estrés como yoga y meditación.

Asistir a grupos de ayuda social.



Después de 5 años los investigadores volvieron a medir la longitud de los telómeros de los 10 hombres que siguieron la rutina y eran 10% más largos. Los integrantes del grupo de control experimentaron una disminución del 3% de la longitud en los telómeros.

Será interesante ver si los científicos podrán sostener los resultados en algún experimento a mayor escala. Pero aún no puede darse  por hecho que los factores como la dieta, el ejercicio y el control de estrés son lo único determinante en un proceso tan complejo como el  envejecimiento.

 [io9]