La marca de pasta Barilla enfrenta boicot por declaraciones homofóbicas de su presidente

barillaBarilla es una de las marcas de pasta más populares del mundo, actualmente con presencia internacional y sin duda una de las más vendidas: tan solo en Italia casi la mitad del total de pastas empaquetadas que se comercializan son producidas por esta empresa y en Estados Unidos alcanza un cuarto del mercado.

Sin embargo, ahora la marca se encuentra envuelta en una polémica luego de que su presidente, Guido Barilla declarara en la estación de radio La Zanzara que “nunca haría un comercial con una familia homosexual”, refiriéndose a la comercialización de su producto, para después agregar que “si a los gays no les gusta, pueden ir y comer otra marca”.



“Para nosotros el concepto de la familia sagrada se mantiene como uno de los valores fundamentales de la compañía”, agregó el empresario, quien también se pronunció en contra de la adopción de niños por parte de parejas homosexuales porque, dijo refiriéndose a los menores, “son personas que no son capaces de elegir”.

Estas afirmaciones han despertado la molestia de activistas en pro de los derechos de los homosexuales alrededor del mundo, quienes han llamado a un boicot contra la empresa y sus marcas asociadas (como Voiello, Filiz y Misko).

Alessandro Zan, uno de los principales activistas en Italia y miembro del parlamento italiano por el partido Sinistra Ecologia Libertà, calificó las declaraciones de Barilla como homofóbicas. Ivan Scalfarotto, del Partido Democrático, aseguró por su parte que dejaría de comprar los productos de dicha marca.

Con información de The Independent