Salud y medio ambiente

         
Por: Redacción

shutterstock_17976400



Los seres humanos somos un pequeño eslabón de la gran cadena de vida. Por ello, estamos interconectados con todos los seres vivos y el entorno natural que nos rodea. Esto implica que cuando uno de los eslabones se debilita, el resto de la cadena lo hará también. Lo mismo sucede con la salud del medio ambiente y nuestro bienestar.

Cuando los árboles son talados, el agua de los ríos y mares es contaminada, o incluso cuando usamos un automóvil que genera bióxido de carbono, el cual favorece al cambio climático; no sólo estamos dañando al ambiente, nos estamos enfermando a nosotros.

La salud de las personas se puede afectar a través de la exposición a factores físicos, químicos y biológicos del aire que respiramos, el agua que bebemos e incluso con agentes ambientales en los edificios que visitamos.

En la actualidad existe un gran número de efectos a la salud propiciados por factores medio ambientales, como es el asma y alergias por la contaminación del aire; los plaguicidas tienen probablemente un efecto sobre la situación inmunológica, la alteración de los procesos endocrinos, los trastornos neurotóxicos y el cáncer; o bien, la radiación ultravioleta puede reprimir la respuesta inmunológica y constituye una de las principales fuentes de cáncer de piel.

Es decir, que somos vulnerables a los cambios ambientales, tanto como el medio ambiente es vulnerable a las alteraciones que propiciamos cotidianamente. Por esto la limpieza del medio ambiente es esencial para la salud y el bienestar.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud,  un mínimo de 30 minutos de actividad moderadamente intensa casi todos los días reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular, diabetes y ciertos tipos de cáncer. Si consideramos que esto implicaría usar menos el automóvil y pasar menos tiempo usando la computadora o la televisión, al mismo tiempo se reducen las emisiones de bióxido de carbono generadas a la atmósfera.

 Incluso en la ciudad puedes encontrar lugares para caminar, patinar, usar la bicicleta o simplemente disfrutar de los espacios verdes. Los investigadores de la Universidad de Columbia hallaron que el porcentaje de asma en niños entre cuatro y cinco años de edad bajaba en un 25% por cada 343 árboles por kilómetro cuadrado.



Tú puedes cuidar la salud de tu familia y la del medio ambiente.

Fuentes de consulta:

TUNZA. La revista del PNUMA para los jóvenes. La salud y el medio ambiente.

 http://www.wma.net/es/20activities/30publichealth/30healthenvironment/



http://www.msssi.gob.es/ca/ciudadanos/saludAmbLaboral/medioAmbiente/home.htm

http://www.eea.europa.eu/es/themes/human/intro

 

*Contenido cortesía de Pronatura



pronatura