Tu poder de elección (sobre el consumo y sus efectos en el bienestar del hogar y del planeta)

Consumo-Sustentable

No cabe duda que la creciente tendencia de generar productos y servicios con el sello ecológico abre ante nuestras posibilidades de compra un nuevo mercado que promete ser una alternativa financiera redituable tanto para los productores como para los consumidores. Más allá de limitarlo a la simple dinámica del comercio, podemos ver sus beneficios en la reducción del impacto ambiental y ahorro de gasto en recursos naturales.



Las ferias, exposiciones y mercados ambientales son una de las mejores maneras en la que podemos ver de cerca este ciclo de compras. Finalmente logramos eliminar a los intermediarios y conocer personalmente a los productores o fabricantes que nos presentan nuevas alternativas amigables con el medio ambiente, y ya entrados en materia, podemos conocer mejor cuáles son las diferentes maneras en las que nuestras elecciones de compra pueden ser un método eficiente para ayudar al Planeta.

Nuestras decisiones de compra no son una mera elección entre lo que es bueno y malo, deben orientarse a satisfacer una necesidad, en premiar a los fabricantes y prestadores de servicio que pensaron en hacer un ciclo de vida de producto sustentable, en ser conscientes de que decir no a un producto cuya elaboración es poco responsable atraerá la atención de sus elaboradores y los hará notar que el mercado está cambiando y que ahora deben prestar atención a las demandas de un grupo de consumidores que quiere que también se piense en el medio ambiente.

No, comprar no es malo; de hecho es algo necesario. No debemos desgastarnos en pensar en la manera de sabotear el sistema económico y redirigirlo para obligar a las grandes y pequeñas industrias a que sean sustentables y que garanticen un ciclo de vida del producto 100% amigable con el medio ambiente, porque ni siquiera la persona que se autonombra ecologista podría lograr desenvolverse en la sociedad sin causar un impacto al Planeta. Pensemos en impulsar, premiar, informarse, exigir y autoevaluarse.

Sí, prefiere aquello que es saludable y amigable con el medio ambiente, pero siempre ten en mente que no es el producto, es tu poder de elección. 

*Contenido cortesía de Pronatura

pronatura