Dile sí a los pinos naturales en esta Navidad

WP_001766

En México contamos con una superficie de 140 millones de hectáreas con diferentes tipos de vegetación, es decir, aproximadamente el 73% del país. Sin embargo, algunos problemas como la urbanización han propiciado la deforestación de los ecosistemas.



Cuando perdemos la cubierta vegetal se propician alteraciones en el medio ambiente, como es la alteración de los ciclos hídricos, en la temperatura y se favorece el calentamiento global, ya que cada día hay menos árboles que absorban el bióxido de carbono o CO2 que generamos diariamente.

Debido a estos y otros factores, existen grandes áreas donde las alteraciones han eliminado toda posibilidad de que la vegetación recupere su estado original por medios naturales, lo que hace necesario que se intervenir a través de prácticas y actividades que ayuden a su regeneración, como son la forestación y reforestación de plantaciones comerciales.

Este tipo de plantación ayuda a producir materias primas maderables y no maderables para su comercialización de manera sustentable y responsable; como es el caso de las plantaciones de especies forestales para producir muebles o bien, las plantaciones de árboles de navidad. Tan sólo en México se compran aproximadamente 1.6 y 2.0 millones de estos pinos, de los cuales sólo 40% se producen en nuestro país.

Este tipo de plantación es una alternativa para producir la demanda del mercado nacional sin afectar los bosques que sí crecen de manera natural. La producción de árboles de Navidad es también una actividad productiva rentable y sustentable, esto quiere decir que permite la restauración del suelo, la captura de carbono y recarga de mantos acuíferos, pero al mismo tiempo se apoya la generación de empleos directos en áreas rurales para quienes hacen las plantaciones y ofrecen un mantenimiento continuo para garantizar su sobrevivencia.

Además, al comprar árboles navideños extraídos de manera responsable y sustentable en estos espacios  autorizados, contribuyes a erradicar la tala clandestina de árboles en bosques naturales. Gracias a esta sencilla contribución se ha reducido la venta irregular o clandestina de estos árboles.

Asegúrate de comprar tu árbol de navidad en establecimientos regulados, o en lotes y zonas que muestren su permiso de venta árboles comerciales. Además puedes distinguir los árboles que son cultivados de manera muy sencilla: éstos cuentan con una copa cónica y follaje tupido, lo que se logra conforme el árbol cultiva va siendo formado por constantes podas de formación de copa.

Cuando termine la temporada navideña, retira los adornos de tu árbol y utilízalo para formar abono orgánico o composta y reincorporarlo al suelo. 

 

*Contenido cortesía de Pronatura AC

pronatura