¿Por qué las latas y los envases de plástico son riesgosos para la salud de las mujeres?

En los últimos años varias investigaciones manifestaron cierta inconformidad acerca de la composición del plástico policarbonatado y de las resinas epoxy, ya que se encontró que contienen altos niveles de químicos nocivos para la salud. Estos químicos, como el Bisfenol-A (BPA, por sus siglas en inglés) y phtalantes, suelen estar en botellas de plástico, discos compactos, equipo de seguridad de alta resistencia, útiles médicos, latas de comida, tapas de botellas, pipas de agua, algunos selladores dentales, entre otros artículos. 

Podemos llegar a consumir el BPA a través de la comida que estuvo envasada, o el agua acumulada en contenedores de plástico, etcétera. De modo que podemos sufrir ciertas afectaciones endócrinas, ya que el BPA mimetiza el estrógeno produciendo enfermedades como cáncer, asma, hiperactividad en niños, obesidad, enfermedades cardiovasculares y diabetes. 



En caso que desees ir eliminando en BPA de tu vida personal y familiar, te compartimos cinco maneras para protegerte de estas toxinas

Elimina los elementos plásticos que sirven para proteger la comida y las bebidas. Busca botellas y platos de vidrio o de acero inoxidable. De ese modo, ellos tendrán conciencia tanto del cuidado del medio ambiente como evitar tirar la vajilla.  

Examina los productos para el baño. Shampoos, acondicionadores y jabones. Cualquier producto puede tener alguna de estas toxinas que afectan a tu cuerpo.

Evita el uso del plástico en tu hogar. 

Realicen juegos creativos a partir de sustancias tradicionales, como la madera, harina y el papel.  

Investiga, lee los ingredientes de cada producto, pide información. El conocimiento puede hacer la diferencia entre la salud y las enfermedades. De modo que puedas limitar tu exposición (y la de tu familia) a este tipo de químicos.