¿Sabes qué es el metabolismo?

El metabolismo es el conjunto de procesos y transformaciones químicas a través de las cuales se renuevan las diversas sustancias del organismo. El metabolismo de un organismo determina qué sustancias encontrará nutritivas y cuáles encontrará tóxicas. Se activa después de la digestión, y se basa en la reabsorción y la transformación de las sustancias alimenticias.

El metabolismo tiene dos componentes. El anabolismo, (creación de sustancias) que es el proceso de síntesis por el que se elaboran sustancias indispensables para el funcionamiento del organismo, y que necesitan ser renovadas continuamente; y el catabolismo, (destrucción de sustancias) en el que se produce energía – calorías – mediante el fraccionamiento de otras sustancias. Durante el metabolismo, el organismo desprende una cantidad variable de energía.

El organismo también necesita energía aún cuando se encuentra en reposo, a esta cantidad mínima de energía que se necesita por el solo hecho de estar vivo, se le llama metabolismo basal. 

Alteraciones del metabolismo

Cada persona tiene un metabolismo distinto, y sus particularidades vienen inscritas en los genes. Sin embargo, el metabolismo no es algo inmutable y puede sufrir modificaciones. El ejercicio, por ejemplo, aumenta el metabolismo, de igual manera lo hace todo lo que implica una liberación de adrenalina como el esfuerzo, el estrés, el miedo o la ansiedad. El sueño, en cambio, desciende el metabolismo.

La edad también influye en el metabolismo; por ejemplo, un recién nacido tiene un metabolismo dos veces más activo que un adulto. Vivir en zonas frías también aumenta el metabolismo, mientras que la desnutrición o una dieta descompensada o extrema, reducen el metabolismo en un 25%. 

Principales protagonistas 

El metabolismo se produce en las células, sin embargo, los principales protagonistas de este proceso son dos: la glándula tiroides y el hígado.

La glándula tiroides, ubicada a la altura del cuello, segrega unas hormonas que regulan el ritmo de nuestro metabolismo. Si algo funciona mal en estas glándulas, tiene repercusiones que afectan a todo el organismo. En el caso de hipotiroidismo – la tiroides segrega poca cantidad de hormonas – el metabolismo se alenta. En el caso de hipertiroidismo – es decir, cuando la secreción de la tiroides es excesiva – el metabolismo se acelera, lo que hace que haya una combustión más intensa de los alimentos, así como una aceleración de la respiración y de los latidos del corazón. 

Si la glándula tiroides es quien “dirige” el metabolismo, la “fábrica” es el hígado. Este órgano es el que interviene más intensamente en los procesos de transformación metabólicos. Una vez que los alimentos ya han sido digeridos por el estómago, los componentes útiles son absorbidos en la sangre y transportados al hígado. Así, en el hígado se produce la síntesis de sustancias a partir de los hidratos de carbono, como la glucosa o la sacarosa. En el hígado, además, también se sintetizan proteínas muy importantes para el organismo, como la albúmina, el fibrinógeno o la haptoglobina. 

El ejercicio y una alimentación adecuada mantendrán tu metabolismo en la mejor condición.

Atentamente, 

Daniel “Danny” Cortés

www.instafit.com.mx

hola@instafit.com.mx