¿Por qué las mujeres continúan encargándose de las labores domésticas pese a su inserción en el ámbito profesional?

housework

Pese a los cambios monumentales que han ocurrido en la concepción del comportamiento de género, hay un aspecto que permanece igual: los hombres continúan evitando los quehaceres domésticos a toda costa.

Stephen Marche del New York Times escribió en un artículo que “la única solución posible al trabajo de casa es que nadie haga nada,” escribe.

Pero las mujeres siempre prefieren tener una casa más limpia que los hombres pueden vivir tranquilos en un ambiente más desordenado.

Hasta hace no mucho las funciones “femeninas” y “masculinas” del hogar estaban delimitadas: las mujeres se encargaban del orden y la limpieza del hogar y los hombres de las finanzas y de trabajos más pesados.

Con la inserción de la mujer al ámbito laboral y por tanto a las finanzas de la casa los hombres ya no tienen pretextos para no participar en las tareas caseras. Las siguientes gráficas indican el porcentaje de trabajo pagado, tareas domésticas y cuidado de los hijos repartido entre madres y padres de 1965 y 2011 en Estados Unidos. Parece actualmente las mujeres han logrado un equilibrio entre las 3 actividades.

housework

Un punto central en este tema es que la repartición del trabajo doméstico suele tener un impacto mucho más profundo que el simple aseo de la casa. Las mujeres que trabajan muchas horas, cuidan de los hijos y además hacen la mayor parte de los quehaceres, suelen estar descontentas con sus parejas y son más propensas al divorcio.