9 estrategias para criar niños en un mundo de tecnología

         
Por: Redacción

 

“Nos resistimos a apagar nuestras computadoras, a apagar nuestros teléfonos, a salirnos del Facebook, a quedarnos así, en silencio porque en esos momentos puede ser que tengamos que enfrentar quienes somos realmente”. —Jefferson Bethke

Uno de los grandes temas actuales es cómo criar a los niños en un mundo de tecnología. La autora Allison Slater Tate, resume el reto de esta manera:

“Parece que mi generación fue la última que tuvo una infancia libre de tecnología y ahora se enfrenta a ser una generación de padres inmersos en la tecnología…

Cuando se trata de crianza nos encontramos en este lugar raro e incómodo, pues sabemos lo que es una infancia y una adolescencia libres antes del internet, pero es real que todo lo que hay que saber de crianza ahora se obtiene del internet…

La tecnología gana la carrera…

Hasta ahora no sabemos como van a crecer los niños que tienen una e-nfancia”.

9 estrategias para criar niños en un mundo de tecnología…

1. La tecnología no es negada en nuestro hogar. La tecnología está aqua y llegó para quedarse. Los niños requieren aprender a usarla, no se trata de aislarlos de usarla, sino de guiarlos para que la usen de manera adecuada.  Debemos involucraos profundamente en el uso de la tecnología: qué usan, cuándo, cómo, con quién, en donde, a qué les damos acceso… Las cuentas de redes sociales no son para menores de edad, no les facilites que tengan una. 

2. Moderación es la clave. Estudios han demostrado que que el exceso de la exposición a las pantallas daña el comportamiento de los niños: su atención, su capacidad de concentración, la calidad del sueño, les causa trastornos de alimentación y obesidad. De hecho la Academia Americana de Pediatría recomienda que menores de 2 años no sean expuestos a pantallas y televisores. El tiempo y el contenido dedicado a la tecnología debe monitorearse todo el tiempo: textos, mensajes, media compartida y usar controles parentales. 

3. Cada tecnología tiene una guía restricción de edad. La edad mínima para Facebook / Instagram es de 13 años. Asegúrate de la edad apropiada para el uso de cada juego, aplicación o tecnología y por supuesto siempre doble checa el contenido. No hagas trampa y no permitas que tus hijos hagan trampa respecto a la edad para que logren tener acceso, por razones importantes no es adecuado.

4. La tecnología está cambiando la manera que tenemos de relacionarnos, las conversaciones cara a cara y viéndonos a los ojos, deben ser lo mas importante. La tecnología si está cambiando la comunicación cada día. Las generaciones anteriores creen que la destruye, las nuevas generaciones que la mejora… Solo el tiempo dirá, de cualquier manera los niños necesitan comprender que necesitan saber comunicarse tanto en línea como en persona y que vale mas la comunicación cara a cara y viendo a los ojos, al menos dentro de la familia y personas cercanas. No llevar los celulares a la mesa es una gran opción. No lo hagas como adulto, niño ve, niño hace. 

5. La tecnología incrementa la oportunidad de distraernos. Nos mantiene ajenos a las conversaciones presentes, nos hace procrastinar cosas importantes, es una gran tentación para evadir situaciones complicadas y llevarnos a un lugar virtual donde la realidad no sucede. Transmitirle a los niños que el éxito y la inteligencia emocional es de aquellos que superan la realidad en la realidad y no mediante la tecnología virtual es un regalo.

6. La tecnología puede usarse para consumir o para crear. Elige que sea para crear siempre que sea posible. Podemos jugar video juegos o podemos crearlos… Podemos buscar en Facebook… o podemos crear una comunidad virtual que sirva un propósito, podemos usar una aplicación o generar una. Entre el consumo y la creación enseña a tus hijos a distinguir la diferencia.

7. El valor de una persona no me didi en likes, shares o retweets. Esto confunde la autoestima de las personas. Las redes sociales son redes “virtuales” a través de las cubes las personas mostramos solo lo que queremos de manera selectiva, es un gran negocio y no nos acerca a las personas. Podrá dar satisfacción temporal sentirse “gustados” o que lo que subamos a las redes sea muy “compartido”, pero eso no alegra genuinamente el corazón o el alma. Es importante enseñar a los niños que su valor como seres humanos siempre vendrá de ellos y por ellos. Y para los adultos es un buen recordatorio.

8. No debes creer todo lo que ves en Internet. No todo lo que circula en Internet está probado, es real o está basado en datos comprobados. Ni siquiera Wikipedia es infalible y suele tener errores. Las redes sociales enseñan lo que cada quien quiere compartir y generalmente viene maquillado para mostrar solo lo bueno, lo feliz o o lo afortunados que somos… pero la realidad puede ser otra. Las personas necesitan ser auténticas, originales, no necesitamos tener un alter ego para existir en los medios sociales y es importante que los niños lo comprendan.

9. La tecnología tiene un propósito. Debe de ofrecer soluciones. Si mis hijos van a adquirir tecnología quiero enseñarles a que se cuestionen si realmente es útil y si les va a resolver un problema… Porque el propósito de la tecnología es hacer nuestra visa mas sencilla y eficiente. Si no resuelve el problema solo nos llena de mas cosas inútiles.

No es trabajo sencillo y requiere de autocontrol, negociación, límites, disciplina y amor… ¿Qué otras reglas aplicas en casa para moderar o controlar el uso y contenido de la tecnología?

Te puede interesar:

¿Cómo la tecnología puede afectar a nuestros hijos?

Mamá, papá: ¿Qué tanto sabes sobre los riesgos de Internet?