rutinas para dormir fácilmente a los niños

5 rutinas para dormir fácilmente a los niños

5 rutinas para dormir fácilmente a los niños… 

Preparar a los pequeños para irse a dormir puede ser uno de los momentos más cansados para los padres de familia puesto que muchos niños prefieren seguir jugando a descansar.



Por eso compartimos estas 5 rutinas que te pueden ayudar a llevar a la cama fácilmente a esos pequeños que solo gustan de divertirse:

1.- Un baño caliente antes de dormir:

rutinas para dormir fácilmente a los niños

El agua caliente se siente muy bien en pequeños cuerpos cansados y ayuda a los niños a hacer la transición hacia la hora de dormir cuando salga de sus ropas embarradas y dentro de un baño relajan. si agregas al agua algún aceite esencial como melissa o lavanda se potencialidad el efecto. Poner hojas de lechuga en la bañera también produce relajación en el bebé. 

2.- Masaje relajante:

Dar un masaje al bebé como parte de su rutina de cuidados se ha relacionado con la mejora de los hábitos de sueño y es una manera dulce de unirte a tu bebé, y con todo el caos de la escuela, actividades extraescolares, y los amigos, terminar el día con un relajante momento bajo el aroma cálido de las esencias o un aceite que refresque la piel de tu hijo.

3.- Lectura:

rutinas para dormir fácilmente a los niños

Dicen y dicen bien que a los niños hay que acostarlos leyendo un cuento y no viendo la televisión. Una buena lectura antes de acostarse es una tradición consagrada por el tiempo que los padres suelen amar tanto como a sus hijos. Para los bebés, el mensaje del libro no es tan importante como el tiempo de acurrucarse con mamá o papá.

4.- Luces de Noche:

La hora de acostarse puede ser un poco temido para algunos pequeños, a fin de mantener a los monstruos debajo de la cama puedes colocar una luz de noche ecológica.

5.- Un compañero de sueños:

rutinas para dormir fácilmente a los niños

Un compañero de sueños para tu hijo es ideal para poder conciliar el sueño, desde un oso de peluche, una cobijita, etc. Algo a lo que tu hijo sienta aun apego que le ayude a olvidar por un momento que su madre lo dejará para poder dormir.

Estos consejos son solo para aportar ideas que te ayuden a establece una rutina para dormir a tus hijos sin perder de vistas que el sueño del bebé y del niño pequeño es un proceso evolutivo de maduración que va cambiando constantemente mientras que el niño crece y siempre será diferente.

Recuerda también que implementar o cambiar rutinas requiere de constancia, mínimo 21 días contínuos para ir logrando ver los resultados.

¿Tu qué rutinas has implementado?