10 mil embarazos adolescentes se registran en México anualmente: CONAPO

Las titulares del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, Karla Berdichev, y del Consejo Nacional de Población, Gabriela Rodríguez, advierten que el problema del embarazo infantil en México es un problema de hombres y mujeres y que no es de carácter demográfico, sino de autonomía de la mujer.

Agregaron que toda la sociedad está obligada a estar vigilante para prevenir casos hasta alcanzar una tasa cero de jovencitas con maternidad precoz o forzada.



En el marco del Día de Acción Global por un Aborto Legal y Seguro, el 28 de septiembre, y del Día Nacional de la Prevención del Embarazo Adolescente, el 26 de septiembre, el gobierno federal informó sobre la situación en la que se encuentran las adolescentes en México y adelantó la campaña Yo Decido.

Aunque en México, la tasa de embarazo adolescente está bajando, en los últimos 5 años descendió 7.8 por ciento, lo ideal sería que la baja fuera más acelerada. Al día de hoy, se registran 68 nacimientos por cada mil adolescentes, lo cual hace un total de mil nacimientos anualmente de madres menores de 19 años.

América Latina es la segunda región del mundo con más embarazos adolescentes y México es uno de los más altos, uno de cada 5 embarazos es de adolescente. Se estima que 63 mil millones de pesos se pierden en productividad por las jóvenes que se embarazan a temprana edad.

Es importante entender que estos casos en su gran mayoría son productos de abuso sexual, de incesto o de matrimonio forzado. Un avance es que en México ya se cuenta con un registro de los casos, además se reporta que en el uso de anticonceptivo, 60.4 de las adolescentes usan alguno en su primera relación y en el caso de los varones, hasta en 80 por ciento.

El problema en ambos sexos es que no lo usan siempre y esto puede hablar de un problema en el acceso a anticonceptivos y preservativos.

Otros datos que exhiben la problemática que genera a su vez otras consecuencias negativas en la sociedad es que ser madre en la adolescencia, reduce a 6.8 por ciento la posibilidad de alcanzar estudios universitarios, mientras que quienes se convierten en madres en la edad adulta el porcentaje es de 22 por ciento.

En la gran mayoría de las chicas con una maternidad prematura, su horizonte educativo concluye con la secundaria.

Es por ello que se ha lanzado una estrategia de Educación Sexual Integral que tiene como objetivo acabar con la desigualdad de género y con el machismo además de la prevención de embarazos no deseados.

Se trata de un trabajo interinstitucional en el que están involucradas instancias como el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), el Sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), el Instituto Nacional de la Juventud (INJUVE) y la Secretaría de Educación Pública, el Centro Nacional de Equidad y Género y Salud Reproductiva (CNEGSR) y el Consejo Nacional de Población (CONAPO), entre otras.

Agregaron que como parte de la estrategia, a partir del 15 de octubre se presentará una campaña en televisión que abordará el abuso sexual en casa, escuela y comunidad a fin de que se detecten casos de manera preventiva o bien temprana antes de un embarazo.