Vida y estilo

Vocación de vida, encontrando nuestro camino

  • Cuando era pequeña yo soñaba con ser astronauta, me obsesionaba todo lo que tenía que ver con el espacio, primero aplaudían mi profesión de ensueño, pero conforme iba creciendo los comentarios se fueron tornando negativos, poco esperanzadores, más bien desalentadores, no fui astronauta y no culpo a nadie por eso, pero a veces me pregunto que hubiera pasado si…

Todos tuvimos una carrera de ensueño cuando éramos pequeños, y muy pocos en realidad poquísimos se mantienen fieles a ese sueño, cuando hablamos de vocación, ¿qué es realmente lo que marca, afecta o dirige nuestro camino? Claro que cada individuo cuenta con un set de habilidades, nuestras fortalezas y áreas de oportunidad pueden tener peso al momento de tomar una decisión, pero, ¿son realmente fundamentales? No lo creo, y ahora te contaré el porqué.

Si hablamos de habilidades, honestamente creo que tenía todo para ser astronauta, siempre se me facilitaron las matemáticas, cuento con una memoria eidética –almaceno toda clase de datos, muchos que ni siquiera son importantes-, la mitad de mi familia vive en Estados Unidos y pude haber buscado la forma de llegar o vincularme con el espacio, pero no lo hice, ¿por qué? Porque me faltaron lo dos ingredientes más importantes; disciplina y voluntad.

Si en realidad esa hubiera sido mi vocación yo habría ido tras de ella, sin importar los comentarios de nadie, es así como se logran lo sueños, yo creo que los sueños son como diamantes, cuando están en nuestras mentes son carbones, cuando lo hacemos una realidad son diamantes, pero para llegar a serlo tienen que pasar por una serie de procedimientos, no hay atajos.

Pero regresando a la vocación, y como descubrirla, ¿dónde está? La tengo que buscar yo o la vida me pone en ese camino; para mí, es un poco de ambas, yo tengo dos vocaciones, que sí logré y que me hacen absolutamente feliz, una es la docencia y otra la literatura, la literatura siempre estuvo en mi vida, amo escribir, y realmente florece mi alma al leer un verso escrito en perfectos pentámetros yámbicos –soy fanática de la poesía-. Sin embargo, con la docencia fue muy distinto, nunca creí que sería algo que me gustaría, no fue mi sueño de niña, llegué ahí casi accidentalmente, necesitaban una profesora de Inglés, yo tenía buen dominio del idioma y así es como fui a dar en frente de un aula.

Cuando entendí lo transcendental, hermosa y valiosa que es esta labor de la cual tenía el honor de servir, comencé a prepararme, cada día era un reto, cada alumno era un puente, y cada año era distinto, siempre viviré agradecida con cada uno de ellos por haberme enseñado tanto. Hoy aunque no estoy en frente de un grupo sigo buscando los espacios y quien quiera aprender lo que yo he forjado.

Honestamente creo que lo más importante es encontrar eso que nos hace felices, ya sé que suena a cliché pero es lo único que necesitas. Si trabajas en un banco pero te apasiona cocinar y hacer galletas, busca la manera de vivir de eso, emprende tu negocio y abraza tu vocación.

Ahora si tu vocación está en el trabajo que tienes, si eres feliz en una oficina realizando proyectos de marketing será mucho más fácil que alcances el éxito, sea lo que sea que hagas hay que hacerlo con pasión. Aún cuando tú misma creías que eso no te gustaría. La combinación es sencilla y un poco loca es dejar que la vida te sorprenda y no cerrarte a lo que tú quieres.

No pienses en lo que los demás te han dicho que deberías hacer, o para lo que ellos creen que eres buena. La única que sabe realmente que te hace feliz, eres TÙ. Nadie más, hoy en día la situación económica es tan volátil que ya no existe más ese concepto del trabajo estable, en ninguna empresa somos indispensables y aunque seamos muy buenos no hay nada que garantice que seguiremos en ese puesto, ni con ese salario o prestaciones.

Haz que cada día cuente y sé feliz en lo que haces, quiero dejarte esta reflexión en palabras de Aristóteles:

Tu vocación reside ahí donde se cruza tu talento y las necesidades del mundo.

 

Artículo Anterior
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA