Salud

Uso de fajas después del parto, mitos y realidades

  • La pérdida de elasticidad que sufre la piel durante el embarazo y los kilitos de más son factores determinantes para dejar nuestra pancita en un estado muy afectado durante las primeras semanas después del parto, el uso de fajas o fajar con vendas ha generado controversia por años, aquí te compartimos lo que debes saber.

Si tu embarazo está a punto de culminar, o bien tu bebé acaba de nacer estarás consciente de que una de las áreas por las que más nos preocupamos las mujeres es el abdomen, no importa si subiste poco o mucho peso, si nació por parto natural o cesárea, nuestro abdomen, sobre todo las primeras semanas se ve distendido, flácido y pareciera como si nunca fuera a quedar igual.

Lo primero es estar conscientes de que el cuerpo se va deteriorando cada año, la lozanía y elasticidad de la piel se va perdiendo, esto pasará con o sin embarazos, y no solamente es por la edad, hay factores ambientales y genéticos que también se tienen que considerar. Ahora enfocándonos directa y estrictamente al área del abdomen, existen dos panoramas. Tu medico te recomendará o bien indicará casi de manera imperativa permanecer fajada durante los primeros días, o bien tu médico sugerirá no fajar ya que no sirve de mucho y puede resultar incómodo.

Pero realmente que diferencia hay si te fajas o no, lo primero es saber que no se trata de cualquier faja, tu entrenadora de cintura colombiana que usabas para ir al gym quedará fuera de circulación otros meses más, o esa faja que usabas para verte espectacular con tu vestido de noche pero que está compuesta 99% de fibras sintéticas tampoco será práctica en estos momentos. ¿Vendarte? Lo complicado de las vendas es que dependiendo de quien te ayude a ponerlas y que tanto tiempo tengas para su colocación, no puedes garantizar la presión o ajuste correcto, claro que tú puedes identificar si te lastima o no, pero si cuando la quites tu piel esta enrojecida y puedes sentir a la perfección la textura de las vendas, significa que estaban muy ajustadas.

Si después de leer esta información y corroborar con tu médico que puedes fajarte, decides hacerlo, invierte en una faja postparto cuya composición sea similar a las fajas que se usan después de las cirugías estéticas.

Ventajas de usar fajas Postparto:

  • Ayudan a mejorar la postura y estabilidad de la espalda
  • Mejoran la sensación de flacidez del abdomen
  • Ayudan a realizar movimientos moderados con más libertad
  • Ayuda a disminuir dolores y molestias postparto
  • Excelentes para ocasiones especiales en donde quieres lucir tu cintura

Desventajas de usar fajas Postparto:

  • Usarlas durante periodos prolongados debilitan la regeneración muscular, es decir no permites a tus músculos trabajar para que se reestructuren solos
  • No es remedio maravilla para recuperar la figura, se requiere disciplina, comer adecuadamente y ejercicios
  • Si eres de piel sensible las fajas pueden resultar incómodas o provocar problemas de salpullido e irritación

Hoy en día no existe ningún estudio o autoridad que pueda certificar que las fajas son 100 por ciento recomendable para que los músculos y piel regresen a su lugar, como lo comentamos en el encabezado, hay opiniones encontradas sobre su uso. Nuestra recomendación es que las utilices solamente como un auxiliar durante los primeros días para sentirte más segura, y ayudar a tu cuerpo a sentirse contenido, procura que sea cuando tienes que salir y que no pase de un periodo de 4 horas. Por supuesto que es más que valido usarlas para alguna fiesta u ocasión especial, eso lo aplicamos siempre. No te arriesgues usando un producto que no está diseñado para su uso postparto o postquirúrgico, sobre todo si tu bebé nació por cesárea y sigue las recomendaciones de tu médico.

En conclusión, dale tiempo a tu cuerpo, realiza alguna rutina que te ayude –hay muchas aplicaciones disponibles y en algunas sólo necesitaras 8-15 minutos-, aliméntate sanamente, esto significa hacer tus 3 comidas y 2 colaciones, cada que te acuerdes realiza una técnica respiratoria donde tengas que sumir el estomago, hay rutinas que además de ayudarle a tus músculos también sirve para que los órganos regresen a su lugar, las puedes encontrar en línea como gimnasia hipopresiva. Con paciencia y disciplina lograrás tu meta.

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA