Salud

Una nueva esperanza; Inmunoterapia aplicada al tratamiento del cáncer

  • En Octubre el mes de lucha contra el cáncer de mama, nos sentimos optimistas, y es debido a las siguientes noticias.

Sin duda alguna uno de los peores males de finales del siglo XX y principios del XIX ha sido el cáncer, todos hemos tenido un caso muy cercano a nosotros, y alguien que esté leyendo estas líneas puede ser incluso un o una sobreviviente de esta enfermedad. 

Durante esta semana se dio a conocer en distintos medios el trabajo de los ganadores de Premio Nobel de Medicia (Fisiología) 2018 otorgado a James P. Allison (Estados Unidos) y Tasuku Honjo (Japón) por su revolucionario tratamiento del cáncer. El cual implica tratar al cáncer por inhibición de la regulación immune negative. Es decir no requiere sustancias o procedimientos invasivos como los que hasta ahora se utilizan en la medicina,

“Mediante la estimulación de la habilidad inherente de nuestro sistema inmunológico de atacar a las células tumorales, los laureados de este año con el Nobel han establecido un principio totalmente nuevo para la terapia del cáncer”

Fueron las palabras exactas en el comunicado de la Asamblea Nobel en el Instituto Karolinska y continua:

“El cáncer avanzado sigue siendo inmensamente difícil de tratar, y por ello, se necesitan desesperadamente estrategias terapéuticas”

El estudio tuvo sus inicios a principios de los 90s en la Universidad de Berkley, California, en donde Allison investigó un receptor protéico que funciona como un punto de control inmunitario, se dió cuenta que estimulando la producción de esta proteína se atacaba a los tumores con más eficiencia, actuando como un freno para las células malignas.

Por otra parte en la Universidad de Kioto en el 92 Honjo descubre que otra proteína (PD-1) presente en la superficie de los linfocitos T o células T (tipos de glóbulos blancos) la cual después de una serie de complejos experimentos se obtuvo como conclusión que también sirven como un freno para la reproducción de células cancerosas.

Con estos hallazgos se vislumbra una nueva era para el tratamiento del cáncer por medio de la temprana detección y aplicando la inmunoterapia con estas dos proteínas para que el sistema inmunológico detecte a las células cancerígenas y pueda combatirlas exitosamente.

Uno de los problemas en la lucha contra el cáncer es la detección del mismo en etapas avanzadas, en donde las posibilidades de vencer la enfermedad se vuelven muy lejanas. Por lo mismo, no es suficiente que dejemos todo en manos de la ciencia, tenemos que tomar responsabilidad de nuestra salud haciéndonos nuestros chequeos rutinarios con frecuencia. Escuchando a nuestro cuerpo, atendiéndolo cuando sabemos que algo anda mal y manteniéndonos informados.

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA