Experiencias

“Ultimamente voy puérpera perdida, despeinada…”

piel-con-piel

“Últimamente voy
puérpera perdida,
despeinada,
sonrisa boca-oreja,
catarata de lágrimas
a ratos azul claro,
a ratos gris.

Ando desparejada en calcetines,
radiante, con ojeras,
ando cambiante en tallas de sostenes,
sin excusas ni esquinas
en este tu/mi hogar,
en esta cueva
ando mitad guarida y laberinto,
ando loba, infantil, recién nacida,
ando viejísima recogiendo miedos,
con los pechos al aire medio día,
bella, sin depilar.

Ando de calle, parque,
ando de sombra,
ando de subidón de oxitocina,
no cuento tomas, sueños, ni pañales,
sólo tú…

Últimamente voy
puérpera perdida,
a veces sola (lo reconozco),
sola entre multitudes,
incomprendida,
imcomprensible,
buscando tribu.

Ando hablando de partos,
tengo largas conversaciones
con una cicatriz…

Ando nueva de líbido,
en la experiencia sexual más fuerte de mi vida.
Siento, hombre mío, no siempre encontrar
hueco para ti.

Ando de balbuceos, monosílabos,
ando de tatatatata y mamamama
dispuesta, disponible,
minutos, horas, días, meses, año…
ando también de libro, ando de web.

Últimamente voy
puérpera perdida,
ando hijo mío todavía
en esta tu/mi iniciación.”

Myriam Moya Tena

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA