Salud

Tu bebé de pies a cabeza…

  • Cuando nace el bebé requiere de ciertos cuidados tanto al momento del nacimiento como durante los primeros días y horas. El experto en la salud revisará a tu bebé de pies a cabeza para asegurarse de que todo esté normal.

Comienzo Sano Vida Sana

Cuando nace el bebé requiere de ciertos cuidados tanto al momento del nacimiento, como durante los primeros días y horas. A muchos padres les preocupa saber qué le van a hacer a su bebé cuando nazca. Es importante que platiques con el pediatra de tu elección antes de que nazca tu bebé para que pueda aclarar tus dudas respecto al modelo de atención que sigue con los recién nacidos. Hay muchas rutinas y protocolos que pueden resultar invasivos e innecesarios para ciertos bebés, por eso es importante que te informes.

Cuando el bebé nace, se deben verificar ciertos signos vitales que determinan que el bebé tiene salud y que se está adaptando de manera adecuada al ambiente fuera del útero. Esta verificación es visual y con ciertos procedimientos que normalmente suceden en el mismo espacio en el que el bebé nace (sala de parto, quirófano, sala de expulsión o sala de labor, parto y recuperación).

Revisión del bebé al nacer (que se puede hacer sobre el pecho de mamá):

RESPIRACIÓN: Uno de los puntos más importantes, es confirmar que el bebé respire por sí mismo. Se observa y se confirma con el cambio de color de la piel de azul-gris a rosa.

TEMPERATURA: Se revisa con termómetro para vigilar que no pierda calor y por eso generalmente se le cubre con una manta. Lo ideal es ponerlo contacto piel a piel con mamá porque eso lo ayuda a auto regular tanto ritmo cardiaco, como respiratorio y temperatura corporal.

LATIDO CARDIACO: Se ausculta al bebé y con el estetoscopio se escucha el número de latidos por minuto que tiene al nacer, con el estetoscopio también se revisan los pulmones.

Revisión en la sala de nacimiento:

CABEZA: Una vez que el bebé ha nacido y ha estado en contacto piel a piel con mamá entonces se procede a hacer una revisión más robusta que incluye verificar que su estructura ósea esté intacta (no huesos lastimados, ni rotos), se mide la circunferencia de la cabeza (craneal) y se examinan áreas blandas y fontanelas.

OJOS: Se examina el aspecto, posición y el reflejo con un oftalmoscopio.

BOCA: Para descartar defectos físicos, se revisa manualmente que el paladar superior esté formado, las encías cerradas y se comprueba el reflejo de succión del bebé.

OÍDOS: Se revisa que existan dos orejas y que el conducto auditivo esté formado.

NARIZ: Es común que a veces se aspiren las vías aéreas del bebé para retirar exceso de mucosa o de líquido amniótico si presenta dificultad respiratoria, esto debe hacerse con mucho cuidado para no lastimar membranas o perforar vías aéreas, pues a veces, se hace con perilla manual y otras, con sonda nasogástrica.

CUERPO: Se ausculta manualmente revisando ganglios y estructura ósea (clavículas, esternón, brazos, piernas, pies y cadera). En la espalda se revisan las vértebras y que la espalda esté cerrada. Se cuentan los dedos de pies y manos y se observa la coloración en las extremidades más distales (dedos de manos y pies) que deben lucir rosados indicando una adecuada oxigenación del bebé.

ABDOMEN: Se palpa manualmente para verificar el tamaño de los órganos internos y se revisa el tramo de cordón que ha quedado adherido al cuerpo del bebé, verificando que esté bien pinzado y que no tenga sangrado. Algunos profesionales de la salud miden el perímetro abdominal.

GENITALES: Se revisan en niños que los testículos hayan descendido en el escroto y en niñas que los labios estén posicionados de manera adecuada y que no haya sangrado.

Posteriormente, se comprueba si el bebé ha orinado o evacuado y se toman los datos. Se pesa y se mide al bebé y se anota todo en su ficha médica. Del examen físico se anota si el bebé presenta lunares, marcas de nacimiento o cualquier seña física particular que lo pueda identificar.

La prueba de Apgar es un examen que se realiza al minuto uno y al minuto cinco después de que ha nacido el bebé. El test de APGAR lo hace por lo general el pediatra o el neonatólogo que asiste en el nacimiento y revisa lo siguiente: 

• Esfuerzo respiratorio (ritmo respiratorio, facilidad, dificultad, sonidos)
• Frecuencia cardíaca (ritmo estable)
• Tono muscular (que exista)
• Reflejos generales 
• Color de la piel que también determina la funcionalidad respiratoria

A cada una de estas categorías se le da un puntaje de 0, 1 ó 2 según el estado observado. Algunos proveedores de salud ofrecen tomar una muestra de sangre del cordón umbilical (lo cual no duele pues no hay terminaciones nerviosas) para determinar el tipo de sangre del bebé.

El tamiz neonatal se lleva a cabo tomando una muestra de sangre del talón para descartar enfermedades de tipo metabólico en la edad adulta. A veces, se le administra al bebé vitamina K que es inyectada y otras antibiótico en forma de gotas en los ojos. Cada procedimiento debería ser informado a detalle a los padres antes de ser llevados a cabo y obtener un consentimiento informado de los mismos.

Procedimientos adicionales como circuncisión, aplicación de vacunas y otras pruebas pueden llevarse a cabo a los días de haber nacido, previa información completa a los padres de sus beneficios y efectos secundarios y siempre y cuando ellos hayan extendido el consentimiento respectivo.

Una vez terminada la revisión del bebé, si el nacimiento ha sido en hospital, se ponen unas bandas identificadoras en muñeca y tobillo del bebé, indicando su fecha y hora de nacimiento, peso y talla y apellidos de la mamá. Se envuelve al bebé en una manta delgada para mantener el calor y se le coloca un gorrito de algodón para que no pierda calor.

Lo ideal es que después de toda la revisión, el bebé sea devuelto a su mamá para iniciar o retomar la lactancia al menos en la primera hora siguiente al nacimiento.

El contacto piel con piel y el alojamiento conjunto (mamá y bebé en la misma habitación), favorecen que la lactancia pueda iniciarse de manera exitosa. Recuerda que tu bebé tomará calostro en las primeras horas y tomas al pecho y deberá evacuar meconio.

Cuidar a tu bebé requiere de todo tu amor e instinto, disfruta mucho y goza estos momentos. Es en las primeras horas que sucede el apego entre mamá y bebé, las hormonas hacen lo suyo para que suceda el enamoramiento…

Conoce más sobre tu bebé en Comienzo Sano Vida Sana

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA