Embarazo, Salud, Salud Alternativa

Tips Mamá Natural: Meditación en el embarazo

medi.jpg

 

Está comprobado que las emociones y el estado mental de mamá afectan positiva o negativamente al bebé en el útero. Por eso es importante que durante el embarazo se busque un estado mental y emocional de paz, libre de preocupaciones, que procure el bienestar de mamá y bebé. Las madres podemos tomar acciones para ofrecer a nuestro bebé ese ambiente tranquilo, y seguro que permita su desarrollo óptimo, una opción simple y con grandes beneficios es la meditación. 

Unos minutos de meditación al día nos pueden ayudar a conectar con nuestras emociones, con las sensaciones y los cambios en nuestro cuerpo y principalmente con nuestro bebé en desarrollo. Meditar apoya el control de las sustancias nocivas que secreta nuestro cuerpo: cortisol, adrenalina, etc.; reduce el estrés; baja la presión arterial; regula nuestra respiración y la hace más profunda y efectiva, lo que proporciona mejor oxigenación de todo el cuerpo; reduce el insomnio; nos recupera de momentos de ansiedad y preocupación lo que favorece nuestro sistema nervioso y el de nuestro bebé; desarrolla la creatividad e intuición; fortalece la relación y salud cuerpo-mente.

Para iniciarte en la meditación:

  • Busca o crea un espacio cómodo, tranquilo, silencioso o aislado en el que puedas estar unos minutos al día sin interrupciones, un lugar que sea especial para tí.
  • Ponte cómoda: usa una alfombra, una toalla o un tapete para apoyarte en el suelo, también puedes usar uno o varios cojines, usa ropa que te permita estar fresca sin pasar frío ni calor.
  • Encuentra una postura que favorezca tu comodidad y tu respiración, puede ser en el suelo, en una silla o incluso acostada, pero procura que tu espalda esté cómoda y alineada y todo tu cuerpo relajado. 
  • Al empezar cierra tus ojos y concéntrate en las sensaciones que te provoca el entorno y las que sientes en tu cuerpo, identifica los sonidos y los estímulos externos y trata de desconectarte de ellos para conectarte sólo con tus emociones y lo que siente tu cuerpo.
  • Sé consciente de tu respiración, revisa su ritmo y trata de entrar en un ritmo diferente, busca tu propia cadencia al respirar inhalando lenta y profundamente, y exhalando también lentamente.
  • Recorre mentalmente todo tu cuerpo, revisa si puedes estar aún más cómoda de lo que estás y ajusta tu postura y el ritmo de tu respiración si es necesario.
  • Revisa si hay emociones o sentimientos, ideas o preocupaciones que llegan a tu mente en estos momentos, trata de identificarlas y sin hacer mayor análisis déjalas ir recordando que tu intención es estar en calma y tranquila.
  • Lleva tu respiración hacia tus pulmones, siente como entra el aire por tu nariz y recorre tu diafragma, intenta profundizar la inhalación y llevarla a tu vientre, siente si tu bebé se relaja o se excita con tu momento de paz y los cambios en tu respiración.
  • Pon una intención al meditar: “deseo… sentirme bien; estar contenta; disfrutar este día; no estar preocupada; estar tranquila; dormir bien; agradecer por…”, etc., verás que estos cortos momentos te darán mucha tranquilidad y armonía 

Meditación

Meditar siempre tiene grandes beneficios en la salud, el embarazo es un excelente tiempo para entrar en contacto íntimo con nuestras emociones y sensaciones, hacer un espacio diario para meditar te hará sentir mejor y tu bebé disfrutará de esos cambios.

Inténtalo, medita un poco cada día y verás que es sencillo, cómodo y sobre todo tu mejor que nadie sabrás cómo te sientes y que necesitas para estar mejor cada día.

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA