Embarazo, Nacimiento, Salud

¿Cómo elegir a una Doula?

  • Existen estudios que dan evidencia de cómo las Doulas pueden traer beneficios a las experiencias de nacimientos con su presencia.

doula1.jpg

 

El origen de la palabra Doula viene del Griego y significa Mujer sirviente o mujer que sirve, en este caso, hace alusión a la mujer que sirve a otras mujeres, con su preparación profesional, con su propia experiencia de madre y con la experiencia que va acumulando al preparar mujeres, presenciar y acompañar sus partos y apoyarlas durante el periodo de post-parto y lactancia. Si estás embarazada o planeas estarlo, algunas recomendaciones para elegir a la Doula que pueda acompañarte en el momento de tu embarazo y durante el nacimiento de tu bebé:

    1.     Elige una Doula Certificada, hay varias organizaciones que te garantizan su entrenamiento profesional e integral (Lamaze, Dona Internacional).

    2.     Elige una Doula que tenga formación en Parto y Post-Parto y muy deseable en lactancia, ya que su apoyo podrá ser más integral.

    3.     Conoce a tu Doula antes de solicitar su acompañamiento durante tu experiencia de parto, la química y la confianza son importantes, pero sobre todo la certeza de que es alguien con quién puedes comunicarte y tener su apoyo.

    4.     Prefiere una Doula que trabaje con otras Doulas; es decir; que tenga su propia red de apoyo en caso de que por alguna no esté disponible.

    5.     Elige a una Doula que tenga empatía y demuestre absoluto respeto hacia tus creencias y preferencias alrededor del embarazo y el parto.

   6.      Conoce cómo trabaja tu Doula, pídele referencias de personas a las que ha acompañado.

    7.     Elige una Doula que trabaje en equipo con personal médico: ginecólogos, obstetras, quiroprácticos, pediatras, homeópatas y cualquier otro proveedor de cuidado y salud que te pueda servir de apoyo en el embarazo.

    8.     Elige una Doula que instruya y dé cursos durante el embarazo, eso hará que construyan una relación de confianza.

    9.     Elige a una Doula que involucre a tu pareja en el proceso, juntos harán un equipo para esa gran experiencia.

    10.   Elige una Doula que te brinde un apoyo personalizado, que pueda darte entrevistas personales o en pareja antes de que tomes la decisión de solicitar su apoyo. 

Existen estudios que dan evidencia de cómo las Doulas pueden traer beneficios a las experiencias de nacimientos con su presencia, por citar algunos ejemplos: 50% de reducción en cesáreas, 25% de partos más cortos, 60% de menos solicitudes de epidural, 40% menos uso de oxitocina sintética, 30% menos uso de analgésicos, 40% menos uso de fórceps, mejor establecimiento de vínculo padres-bebé, menos problemas con la lactancia y menor incidencia de depresión post parto.

También en Mamá Natural: El corazón de una doula.

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA