Salud, Salud Alternativa

7 increíbles pretextos para abrazar a tus seres queridos

4167324_640px.jpg

 

Al abrazar sinceramente a alguien, nuestro cuerpo adquiere sensaciones realmente placenteras: calidez, afecto, amor, confort, seguridad. En ocasiones decimos que es el poder del amor, en otras que es el aprendizaje de dar y recibir afecto.

Numerosos médicos e investigadores de la salud han tratado de explicar este efecto relacionado con los abrazos. Una de las teorías afirma que en la piel humana existen corpúsculos sensoriales, los cuales mandan señales al cerebro; y éste, a su vez, decodifica esta información en términos de palabras, sensaciones y sentimientos. Al ser estímulos confortables y placenteros, el cerebro resiente la satisfacción de necesidades básicas del ser humano, como el de afecto y el de gregarismo.

Por consiguiente, al ir obteniendo constantes señales de afecto y protección, nuestro cuerpo adquiere impactos positivos para su salud. Les compartimos entonces siete razones que mejorarán tu salud al abrazar a tus seres queridos:

  1. El simple acto de abrazar, libera la hormona de la oxitocina, también llamada “molécula del amor”. En consecuencia, podemos llegar a sentirnos cómodos y alegres, reforzando un lazo emocional con la persona a quien abrazamos. De acuerdo con el psicólogo Matt Hertentein, de la Universidad DePauw, “[la oxitocina] es un neuropéptido basado principalmente en promover emociones de devoción, confianza y unión. Se encarga de la base y estructura biológica de la conexión con otras personas.”
  2. En cuanto más abraces, tu presión sanguínea disminuye. Además de mandar señales de bienestar emocional, los corpúsculos también activan el nervio vago, el cual se encarga de controlar la presión sanguínea.
  3. Los abrazos nos liberan de los miedos. En un estudio publicado en Psychological Science, se reveló que los abrazos y el tacto reducen significativamente la preocupación relacionada con la muerte. De acuerdo con Sander Koole, encargada del estudio: “Aunque parezcan contactos triviales, el tacto interpersonal puede ayudar a las personas a lidiar con miedos existenciales. […] El contacto interpersonal es un mecanismo tan poderoso que aunque sea con objetos tocados por otra persona, ayudan a adquirir cierto sentido de significado existencial.”
  4. Los abrazos pueden ser saludables para nuestro corazón. De acuerdo con un estudio de la Universidad del Norte de Carolina, el contacto con otras personas equilibra el ritmo cardiaco hasta cinco latidos por minuto.
  5. Conforme envejecemos, los abrazos adquieren más importancia. La Universidad del estado de Ohio, EE.UU., explica que, en cuanto más edad se adquiera, y por ende se sea más delicados físicamente, el contacto de los abrazos se vuelve cada vez más importante. Al no recibir ese tipo de contacto, un individuo puede resentir altos niveles de soledad y estrés, lo que llega a afectar en su salud. 
  6. Los abrazos son un relajante natural del estrés. Cuando abrazamos a alguien, el cerebro reduce la hormona del estrés, el cortisol. Por consiguiente, nos liberamos de la tensión, y mandamos señales de tranquilidad al cerebro.
  7. Los niños abrazados constantemente tienden a ser adultos menos estresados. De acuerdo a un estudio de la Universidad Emory, existe una relación del contacto y el alivio (en especial en las etapas más tempranas de la vida). La investigación concluyó que el desarrollo de los bebés y la manera de manejar el estrés, dependerá de una combinación de la naturaleza y de cuidado en la crianza. 
Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA