Hilda Arjona

Soy la mamá que parece retrato… ¡¡Y qué!!

  • Te has preguntado ¿Qué pasa si traes la misma ropa de hace 15 días?, ¿Qué pasa si te fascina cierto estilo y quieres usarlo más tiempo?, ¿Qué pasa si no te es indispensable verte como de revista?…

mamá que parece retrato

Hace unos meses encontré en Netflix uno de esos documentales que cuando mi esposo me ve viéndolos se preocupa de los cambios que habrá en la casa jajaja, se llama “The True Cost”, es una cara de la moda y de la industria de la ropa que nunca había visto y que me dejó en shock durante días.  Se los recomiendo.

El asunto es que ya no solo se trata de la cantidad de ropa que compramos, si no a costa de quién o de qué lo hacemos. Sería una pérdida de tiempo adentrarnos en la tragedia que hay atrás de esta industria, de cómo dos temporadas al año (primavera-verano / otoño-invierno) ahora tienen subtemporadas y éstas a su vez mini temporadas, para que todo el tiempo tengamos la imperativa necesidad de estar comprando y comprando y comprando por que de lo contrario, ¿qué crees?… ya no estás a la moda!!!

Quizá hay muchas personas que aman comprar ropa y eso está perfecto, otras tratan de llenar vacíos, otras tratan de pertenecer, otras simplemente necesitan sentirse bien, cualquiera que sea la razón es importante cuestionar si es necesario gastar en esas cantidades de ropa que hoy compramos.

Hace unos días una amiga me dijo que se iba por que tenía que ir a comprar ropa por que en la noche tenía una cena con “el grupo de amigos” de su esposo y que ya “parecía retrato”, les juro que nunca la he visto repetir nada, pero es ahora necesario que no nos vean repetir ropa nunca, ¿poooor?, ¿qué pasa si traes la misma ropa de hace 15 días?, ¿qué pasa si te fascina cierto estilo y quieres usarlo más tiempo?, ¿qué pasa si no te es indispensable verte como de revista?… Estoy segura que todas las esposas de los amigos de su esposo están igual que ella, comprando y gastando para que todas y todos las vean “diferentes”, “estrenando”, “a la moda”, pues yo creo que debemos parar este tren.

Imagínate si les dices a tus amigas que ya no lo vas a hacer más, que renuncias a estar gastando en ropa que terminarás regalando y terminará en basureros donde ya no cabe ni una prenda mas de la cantidad tan absurda de ropa que se tira todos los días en todo el mundo y que ahora lo ahorrarás, lo usarás para viajar, lo invertirás, te irás a cenar con ellas, o a un spa, o a gastarlo en que se yo… en experiencias.

Dejemos la queja y veamos que podemos hacer al respecto, como por ejemplo este proyecto hermoso que me compartieron en Face que se llama “Verde Permuta” no es más que un grupo de mujeres que se reúne para intercambiar entre ellas una prenda que ya no usan y sigue en perfectas condiciones y que a alguien más le pueda gustar y servir, lo ameeee!! Aquí les dejo el link para que puedan checar de que se trata y en una de esas se armen ustedes un grupo así con amigas, primas, hermanas, conocidas, etc. Facebook VERDE PERMUTA

Cada quien decide que hacer con su dinero, eso que ni qué, solo hay que ponerle un poco de conciencia a esta situación.

Nos leemos pronto

Hilda

@MMIUXX

“Lo que se les hace a los niños,

los niños harán a la sociedad”

Karl Menninger

clothes-1839935_960_720
Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA