Embarazo, Salud

Síntomas “raros” que puedes tener durante el embarazo

Síntomas “raros” que puedes tener durante el embarazo…

Cuando estás embarazada pasas por una serie de cambios que tal vez te parezcan extraños, lo cual es normal. Pero hay síntomas que no son cosa del otro mundo:

Orina de olor fuerte y turbia… ¡Esto no puede ser normal!

Si sientes que al orinar desprendes un olor demasiado fuerte, tienes comezón o ardor en la zona vaginal, o bien tu orina es demasiado turbia, lo primero que pasa por tu mente es que tal vez tengas una infección.

¿Por qué?

Básicamente, por los intensos cambios hormonales que estás experimentando y por la ausencia de tu período.

¿Qué hacer?

Redobla tu higiene íntima y evita los papeles higiénicos con olor, así como los desodorantes vaginales. Si no vez mejoría, entonces sí acude a tu médico.

Incontinencia

Si cuando estornudas o te ríes mucho sientes un leve problema de incontinencia…

¿Por qué?

La recomendación es que consumas agua en grandes cantidades para que tu metabolismo se encuentre lo más balanceado posible.

¿Qué hacer?

No te limites y acude al baño las veces que sean necesarias; es importante que entiendas que este es uno de los inconvenientes por los que atraviesa toda embarazada. Si el problema es persistente,  puedes usar pantiprotectores para protegerte y acudir con un experto en rehabilitación del suelo pélvico.

Estómago burbujeante y flatulencias

Sientes una ligera presión en la pancita y un poco de inflamación estomacal, aparte de unas ganas incontenibles de “expulsar ventosidades”.

¿Por qué?

Tus intestinos se vuelven más lentos debido a la liberación de progesterona y que circula en tu cuerpo causándote esos desagradables gases.

¿Qué hacer?

No se te ocurra “censurarte” porque te puede doler el estómago y traerte otras complicaciones. Mejora tu alimentación y evita a toda costa el brócoli, las coles de Bruselas, el pimiento y los refrescos.

Várices

Tus piernas comienzan a llenarse de las molestas “arañitas”, esas venas visibles que son tan poco estéticas e indican una mala circulación.

¿Por qué?

Se acumula más sangre de la normal en las venas, debida a la presión que genera el útero en todo tu cuerpo.

¿Qué hacer?

Camina y no estés en una misma posición por demasiado tiempo. Apoya tus piernas en superficies planas y elevadas o crúzalas constantemente.

Te puede interesar:

Náuseas en el embarazo: 5 remedios

Línea nigra en el embarazo e hiperpigmentación

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA