Karla Lara

Semana Mundial de la Lactancia 2013

  • La Semana Mundial de la Lactancia Materna, que cada año se celebra al inicio de agosto, nos recuerda la importancia en la salud tanto de madres como de recién nacidos de esta práctica.

semana.jpg
semana

Cada año, durante la primera semana del mes de agosto se celebra en más de 170 países “La Semana Mundial de Lactancia Materna (SMLM)”. La intención es difundir la práctica de la lactancia y celebrar la vida. Esta celebración se promueve por la World Alliance for Breastfeeding Action (Alianza Mundial pro Lactancia Materna – WABA por sus siglas en inglés). WABA representa una Red Mundial de organizaciones y de personas que creen en el derecho a la lactancia materna de cada niño y de cada niña y de cada madre y que se dedican a proteger, fomentar y apoyar ese derecho.

El día 1° de agosto de cada año se considera el DÍA MUNDIAL DE LA LACTANCIA MATERNA. El lema cada año es divulgado a todo el mundo. En el 2013 el lema es “Apoyo a las madres que amamantan: cercano, continuo y oportuno“.

Desafortunadamente no es suficiente promover, conocer y saber de los beneficios que tiene para el bebé y la madre elegir la lactancia materna. Hablando de dar apoyo a las madres que amamantan, son muchos los retos, las dudas, las preocupaciones, las dificultades y las críticas que a veces se enfrentan cuando se elige la lactancia. Se llega el momento de analizar y determinar que medios resultan efectivos para brindar ese apoyo.

El apoyo para que sea efectivo debe ser cercano, continuo, disponible y no solo en casa, sino principalmente fuera de ella. El apoyo a las madres que amamantan debe trascender de la familia, del círculo amistoso cercano a la madre para crecer al sector laboral y social, incluir los sistemas de salud, incluso considerarse en la legislación para ser parte de las políticas públicas. que permitan conciliar la maternidad y la vida laboral. El apoyo será mas valioso cuando viene de la experiencia, es decir; de otras personas que entienden y han vivido “antes” lo que ahora otros están por atravesar, así; las mujeres se vuelven apoyadoras y apoyadas, pueden, y ojalá quieran, tener este doble rol, convertir sus experiencias en una voz que se comparte y que puede resultar enriquecedora para otras mujeres, para otros bebés, para otras familias, para otros padres., para toda la sociedad.

La información empodera pero debe reforzarse en la práctica, con cercanía y empatía a las necesidades reales de las mujeres que quieren amamantar. El apoyo no es limitado a un día o a un momento en el tiempo, pues debe extenderse desde el embarazo y durante el puerperio o postparto, el tiempo puede ser indefinido porque la lactancia no tiene tiempos, solo atiende a las necesidades del bebé y las más de las veces es difícil conciliarlas con las necesidades de la madre y su entorno. No es lo mismo la experiencia de la lactancia para una madre que tiene a su primer bebé, que para aquella que tiene más hijos, pasa igual con las mujeres que trabajan y aquellas que no lo hacen, los mitos y prejuicios son distintos dependiendo del entorno social y la edad de la madre y existen factores externos y poderosos que pueden influenciar (no siempre para bien), la decisión de una mujer para lactar o no: opiniones de personas, experiencias negativas de otros, falta de información, etc.

Con todo y este panorama, la lactancia debe ser una elección, no una imposición. Elegir amamantar a un bebé, prepara la mitad del camino de lo ello representa. Lactar nos regresa a un estado primitivo e íntimo de convivencia y vínculo con nuestros hijos, nos separa a veces del mundo real y sus ritmos, de las exigencias de la vida cotidiana y en ocasiones de las personas cercanas..

Amamantar también brinda inmensas satisfacciones de ida y vuelta entre la madre y el bebé, representa la nutrición no solo fisiológica sino emocional de ambos.. Apoyar a las madres que amamantan de manera cercana, continua y oportuna puede cambiar la vida de muchas personas, principalmente de los bebés que hoy logren disfrutar de esa elección, porque el día de mañana serán adultos que fueron atendidos en sus necesidades primarias por la persona mas importante para ellos: su madre y por lo tanto; las posibilidades de que esos adultos se preocupen por las necesidades de los futuros niños crecen y con ello se fortalece un círculo virtuoso de atención, empatía, compasión y apoyo a una función natural humana, esencial para madres y bebés como la lactancia materna.

Celebremos entonces la “La Semana Mundial de Lactancia Materna (SMLM) 2013” buscando e integrando la forma mas efectiva de dar ese “Apoyo a las madres que amamantan: cercano, continuo y oportuno“.

Karla Lara

@KarlaDoula

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA