Crianza, Familia

¿Sabes si eres adicto al trabajo?

  • Mucho del comportamiento laboral y de la adicción al trabajo dependen de la manera en que nos criaron nuestros padres respecto al sentido de responsabilidad y lo que lo representa en cada familia.

adicto al trabajo

¿Sabes si eres adicto al trabajo? De acuerdo con un estudio hecho recientemente en la Universidad de Michigan, la gente tiende a tener ciertas creencias acerca del significado del trabajo, y las creencias de cada quien sobre este concepto, están determinadas por los padres.

Los trabajadores que están orientados hacia el empleo son aquellos que intentan ganar el sustento para disfrutar de las actividades que no tienen nada que ver con sus trabajos. En cambio, aquellos que persiguen una carrera son el “workaholic” típico que valora el status social y el prestigio que viene con los logros profesionales, y que derivado mucho más de la identidad de sus empleos. Por otra parte, la gente que sigue su vocación es la que se siente apasionada por lo que hace.

En el primer estudio empírico acerca de cómo se originan estas orientaciones, investigadores encontraron que la percepción de los adolescentes de la ética laboral de sus padres es central en el desarrollo de sus propias actitudes ante el trabajo.

No se trata de una simple calca de valores. La gente que percibe a su padre con una orientación muy fuerte hacia su carrera es mucho más propensa a ser de la misma forma, pero las madres con este tipo de orientación no tienen el mismo impacto sobre sus hijos. Los investigadores atribuyeron esto a las normas generacionales de género. Cuando los participantes del estudio fueron adolescentes, la mayoría de ellos en los años 80, los hombres estaban más comúnmente empleados fuera del hogar y eran más propensos que las mujeres a dedicarse a una carrera.

Er3QVX48nt5ok

Las madres tienen un efecto notable en si el niño tiene una mentalidad de empleado. Los adolescentes cercanos a sus madres se sienten menos atraídos en percibir el trabajo simplemente como un empleo, probablemente porque han sido educados para valorar más las experiencias sociales que las meramente funcionales.

Cuando ambos padres tienen la misma ética de trabajo tienen un gran impacto sobre el hijo, particularmente en el caso de los hijos que orientan hacia su vocación. El mundo capitalista que favorece el dinero y los logros profesionales pueden no ser tan llamativos para alguien que ha crecido con padres para quienes es más importante la vocación. Entonces mucho del comportamiento laboral depende de la manera en que nos criaron nuestros padres respecto al sentido de responsabilidad y lo que lo representa en cada familia.

Los niños pueden afectar la ética laboral de los padres también. Se ha demostrado que permitir llevar a los hijos a la oficina o al trabajo dispara la productividad y la eficiencia, además de influir en los valores laborales de los propios niños.

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA