Celebrity News

Reshma Qureshi, activista vs., los ataques con ácido

  • Sobreviviente de un brutal ataque con ácido que le arrebató un ojo y le desfiguró la cara dejándola llena de cicatrices.

Reshma Qureshi

Reshma Qureshi es una joven india de 19 años de edad, su historia irá para siempre reflejada en su rostro: sobreviviente de un brutal ataque con ácido que le arrebató un ojo y le desfiguró la cara dejándola llena de cicatrices. 

En el 2014, a sus 17 años, estando de visita con su hermana Gulshan en Allahabad, en el estado de Uttar Pradesh, su cuñado la atacó con ácido cuando iba caminando por la calle. Después de esa terrible experiencia, Reshma se volvió la cara activista del movimiento #EndAcidSale (#DetenganLaVentaDeÁcido), lanzado en Nueva Delhi, India por la ONG Make Love Not Scars (Hagan el amor, no cicatrices). 

Este movimiento intenta prohibir la venta de ácido al público general y así evitar este tipo de agresiones a mujeres indias, porque  lamentablemente, el ataque con ácido es común.

Qureshi se hizo popula porque a raíz  del acto terrible que sufrió se volvió You Tuber dando consejos de maquillaje y advirtiendo sobre el peligro de la venta libre de ácido. 

Recién en agosto de este año fue invitada a Nueva York, para inagurar la pasarela de la Semana de la Moda (NY Fashion Week).

El objetivo de Qureshi en la Fashion Week de Nueva York (que cada vez se enfoca más en causas que ayuden al bienestar de las mujeres) es claro: demostrarle a su país natal y al mundo en general que lo que está mal es la violencia, no el aspecto de su rostro desfigurado.

De hecho, en el mismo año que ella fue quemada, otras 308 personas fueron víctimas de la misma metodología de venganza. Y si bien el dato no distingue el género, sí habla de una mayoría de mujeres.

 

La joven activista inauguró el desfile de la firma india Archana Kochhar. La firma FTL Moda, que apuesta temporada tras temporada por mujeres alejadas del canon 90-60-90, fue quien invitó a participar en la fiesta neoyorquina de la moda a Reshma Qureshi.

“Me siento realmente bien y la experiencia ha sido genial. Creo que, definitivamente, ha cambiado mi vida”, afirmó la india a los medios tras el desfile. “¿Por qué no disfrutar de nuestras vidas? Lo que nos ocurrió no es culpa nuestra y no hemos hecho nada malo, así que debemos avanzar en la vida”.

“En India es más fácil y barato conseguir ácido sulfúrico que una barra de labios”, explicaba Reshma en la plataforma, convirtiéndose en una de las figuras más visibles del país contra la violencia machista. 

La activista forma parte de la organización Make Love Not Scars (haz el amor, no cicatrices, en español), una plataforma que apoya a las víctimas de este tipo de ataques, de violaciones y otras víctimas de la violencia de género, pagando sus tratamientos y ofreciendo apoyo psicológico y laboral. AFP estima que se producen entre 500 y 1.000 ataques de ácido al año en India. Las supervivientes quedan marcadas para siempre por sus cicatrices. 

Reshma Qureshi
Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA