Embarazo, Karla Lara, Salud

Relajarse en el embarazo

embarazada

La mayoría de las mujeres al saber que están embarazadas tienen la intención de llevar una vida más saludable y cuidarse mejor, sin embargo; esta intención también debe llevarse a la parte emocional para saber relajarnos y no dejar que el estrés nos afecte.

Algunos Tips para relajarte en tu embarazo:

  • Tomar un curso de preparación prenatal: “la información es poder” y aprenderás técnicas y movimientos que te ayudarán a relajarte de manera segura.
  • Practica alguna rutina de ejercicio: tu cuerpo vive cambios anatómicos y hormonales constantemente, el ejercicio siempre es útil para canalizar energía y liberar tensión, camina, nada, practica yoga, pilates, baile. Hacerlo a partir del tercer mes y con la aprobación de tu médico es lo recomendable.
  • Duerme suficiente: tener hábitos de sueño limitados provocan cansancio y el cansancio provoca estrés, si no puedes dormir cuando tu cuerpo te lo pide, procura hacer una mini siesta para recuperar tu energía.
  • Medita: elige un espacio al día para conectar con tus emociones, analiza cómo te sientes y qué puedes hacer para sentirte mejor, aprovecha para conectar con tu bebé hablándole, poniéndole música.
  • Cuando estés en un momento de crisis, recuerda que lo más importante es tu salud y la de tu bebé: trata de respirar tranquilamente, toma un poco de agua, baja el tono de voz, una actitud calmada lleva a la calma.
  • Come sano: estar mal alimentada o comer alimentos bajos en nutrientes provoca estrés, investiga sobre los “súper alimentos” para el embarazo, no pases más de 4 horas sin comer nada e hidrata tu cuerpo constantemente.
  • Cuando puedas evita momentos que te generen estrés como estar en lugares con mucha gente o mucho ruido, trasladarte en horas pico en las que el tráfico aumenta, dejar todo al último cuando no tienes tiempo: sé previsora, te vas a ahorrar muchas molestias.
  • Escucha música que te guste y pon tus aromas favoritos durante el baño o cuando tengas tiempo de leer, crea un ambiente relajante para ti y para tu bebé.
  • Consiéntete en la ducha o en la tina, usa ese espacio para hablar y estimular a tu bebé.
  • No pretendas ser la “súper mujer” en todo, pide ayuda para equilibrar tus actividades y maximizar tu tiempo libre, reserva espacios para ti sola y otros para compartir en familia y con amigos.
  • Busca terapias y grupos que te ayuden a disfrutar tu embarazo al máximo: masaje prenatal, clases de yoga prenatal, círculos de mujeres de apoyo a la lactancia, pláticas sobre embarazo y nacimiento.
  • Cada día trata de revisar tus pendientes y clasifica los que sean indispensables de los que no, ve desahogando tu lista personal y aprende a ser flexible cuando no lo logres, se trata de gozar y no de estresarte.
  • Disfruta y acepta los cambios en tu cuerpo, el embarazo es temporal y traerá nueva vida a tu vida, celebra cada día y relájate, es tu momento y el de tu bebé.

Karla Lara

@KarlaDoula

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA