Karla Lara

Relactar es posible, infórmate

Relactar

Muchas mujeres constantemente nos consultan sobre la posibilidad de relactar (volver a producir leche materna una vez que se ha suspendido la lactancia) y sobre la posibilidad de inducir o provocar la lactancia cuando no se ha tenido un embarazo.

 Recordemos que la Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva durante al menos los primeros 6 meses de la vida del bebé, y continuar amamantando junto con alimentos complementarios a partir de los 6 meses y hasta los 2 años de edad o más. En el día a día, muchas madres y sus bebés interrumpen la lactancia en las primeras semanas o meses de vida. La buena noticia es que lactancia puede ser restablecida y a esto se le llama “relactación”. Incluso, una mujer que no ha estado embarazada puede también establecer la lactancia, esto se conoce como lactancia inducida.

 Algunas recomendaciones para empezar:

  • Motivación de la madre (biológica o adoptiva) y contar con apoyo de profesionales expertos en lactancia.
  • Contacto piel con piel mamá-bebé y succión del bebé para estimular el pezón, además de la extracción manual o mecánica de leche materna.
  • Los primeros días, hasta que comience a bajar la leche se puede suplementar al bebé  con fórmula láctea o con leche materna donada. Los suplementadores están diseñados para proporcionar un flujo continuo de alimento suplementario.
  • Es ideal no usar la mamila o el biberón para suplementar, lo mejor es la cuchara, el vasito o una jeringa. Cuando se empiece a producir la leche se puede ir reduciendo el suplemento observando la ganancia de peso del niño, sus evacuaciones y su actitud en general (se mira satisfecho, tranquilo, contento, buen tono muscular y color de piel…).
  • Hay bebés que no se agarran al pecho, para lograrlo se usa el suplementador para que obtenga leche al succionar y lo más probable es que poco a poco vaya aceptando el pecho. 
  • Los fármacos que ayudan a la secreción de leche se llaman galactogogos o lactogogos. Los fármacos usados son: preparaciones hormonales para simular el embarazo y ayudar a inducir la lactancia; fármacos que aumentan la liberación de prolactina (clorpromacina, metoclopramida).

Con información y apoyo adecuados, inducir la lactancia materna es perfectamente posible en la mayoría de los casos. La producción de leche que se produce al relactar es  muy variable, con la relactación normalmente se busca reforzar los lazos afectivos y apoyar la mejor nutrición. 

Factores de éxito que requiere mamá:

  • Tener un fuerte deseo de amamantar.
  • Tener confianza en sí misma, en su capacidad de producir leche.
  • Acceso a información y conozca el funcionamiento del proceso.
  • No tener patologías que puedan afectar a la capacidad de producir leche.
  • Que la estimulación del pecho y del pezón sea correcta.
  • Disponer de un buen sistema de apoyo, que la ayude y refuerce su confianza.

Los que requiere el bebé:

  • Disposición para mamar.
  • Edad: mientras más pequeño es el niño mejor, porque es mas probable es que sepa mamar de manera eficaz.

Hay varias razones que pueden sugerir la posibilidad de relactación o de lactancia inducida (deseo de la madre, bebés enfermos o de bajo peso, situaciones de emergencia).

Para ampliar la información de este tema agregamos un enlace que contiene sobre “RELACTACIÓN. Revisión de la experiencia y recomendaciones para la práctica” Departamento de Salud y Desarrollo del Niño y del Adolescente. OMS. Ginebra, 1998″.-

La confianza en el proceso y la guía y orientación adecuadas son la base. Acércate a un profesional en lactancia materna.

Relactar

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA