Crianza, Familia, Karla Lara

Regala experiencias a los niños (algunas ideas)

  • La propuesta es dar cosas que trasciendan y la niñez es un momento mágico para recibir los regalos con ilusión e intención. Cuando hacemos un regalo, sobre todo si es para un niño pensemos varias veces antes de adquirirlo: ¿Para qué le va a servir?, ¿Cuándo lo va a usar?, ¿Qué le va a enseñar?, ¿Con quién lo puede compartir?, ¿Dónde lo va a guardar?, hagamos consciencia…

Regala experiencias

Personalmente me encanta la época navideña y cualquier ocasión que signifique celebrar con las personas que amamos momentos que dejen lindos recuerdos en nuestra vida, pero es también en esta época que los centros comerciales, los medios y la publicidad nos inundan de “objetos y cosas” navideñas a nuestro paso y a veces es inevitable contagiarnos del espíritu navideño del consumismo.

christmas-1831825_960_720

Claro que es agradable recibir presentes y en la Navidad se espera que se haga para…, la verdad no lo tengo claro: si como compromiso, como costumbre, como muestra de afecto, como muestra de amor…, el tema es que sobre todo los niños pueden recibir junto con todos los regalos o en forma de regalos un exceso de cosas y objetos que no siempre les serán de utilidad y que algunas veces, acabarán arrumbados sin tener su atención o incluso les causarán un daño no considerado sin que les represente el espíritu que debe tener un regalo, me parece que es muy importante volver a la esencia, a que los niños y nosotros mismos valoremos el espíritu de dar que debería existir detrás de cada regalo y en su caso, hacer regalos con consciencia, por eso comparto algunas sugerencias e ideas (no todas mías) pensando en dar a los niños experiencias que les ayuden a construir recuerdos valiosos, es decir;  regalos con mayor significado y trascendencia y no en dar-“nos” un gusto personal con el pretexto de que es para los niños:

    1      Clases: de música, de dibujo, de baile, de cualquier actividad que les represente aprender algo nuevo o algo que ya les guste, es una gran manera de desarrollar los intereses de los niños y su lado artístico.

    2      Membresías: a museos, a parques de diversiones, a lugares de actividades infantiles, lo que se ajuste al presupuesto y que se pueda disfrutar en familia varias veces durante el año.

    3    Boletos: para el cine, teatro, eventos deportivos, conciertos, puede ser muy divertido, formador, inolvidable y genera una expectativa de anticipación.

   4     Tiempo: los niños aman pasar tiempo con sus padres, actividades que puedan compartirse sin la distracción de celulares o de otras personas nos permiten una convivencia que ellos agradecen y no olvidan y que nos permiten disfrutarlos y verlos disfrutar, salir a un paseo, un día de campo, ir a patinar, salir en bicicleta, etc..

    5      Recetas e ingredientes: a los niños les gusta cocinar, hornear o preparar algún platillo especial, también es una oportunidad de pasar tiempo juntos y de desarrollar algunas habilidades motrices (servir, cortar, vaciar, picar, etc) y  la diversión dura pues implica encontrar la receta, comprar los ingredientes y elaborar el platillo para luego compartirlo.

child-221046_960_720

    6      Manualidades: desarrolla su lado creativo y pueden hacerse utilizando materiales que sean reciclables y que además generan una consciencia ecológica y fomentan el juego libre y  creativo, pueden incluso crear un inventario de materiales que irán enriqueciendo y usando con el tiempo.

    7      Cupones: hechos por ti y que los niños puedan intercambiar por lo que prefieran: noche de película y palomitas, un juego de mesa, una salida al parque, dormir con mamá o papá, leer un cuento, etc.

    8      Salir: Ir a un lugar fuera a tomar un helado, un pastel, un té, y que puedan invitar a alguien de su elección: un amigo, un maestro, un tío o tía, su primo, un abuelo, etc., para ellos será tener una cita especial con alguien que aman.

    9    Libros: siempre son maravillosos regalos que abren la puerta a los conocimientos, a la cultura, a lugares que no hemos visitado, a la imaginación y que pueden disfrutarse solos o en compañía y luego pueden heredarse a otros niños para que los disfruten o donarse a una librería.

   10    Una comida especial: a los niños les encanta saber que son especiales para nosotros y darles nuestra atención con su comida favorita los hace sentir muy contentos.

   11    Pequeños artículos para hacer: jardinería, limpieza, cocinar, objetos y herramientas que puedan manejar con sus pequeñas manos y que los integran a las actividades cotidianas como la jardinería, la limpieza, la cocina (escobas, regaderas, cubetas, pinzas, guantes para limpiar el jardín, herramientas, etc).

    12    Un reloj de pulso o de mesa que sea análogo: para que aprendan a leer la hora porque los hace pensar y razonar lógicamente cada vez que lo hacen y eso les da satisfacción.

    13    Rompecabezas: nunca pasarán de moda y los enseñan a organizar sus pensamientos, a tener tiempos de pausa para concentrarse en una actividad que además pueden compartir y les da habilidades para resolver problemas, es una actividad que puede ser recurrente y que refuerza su memoria.

    14    Un calendario: para que identifiquen el día y el mes que viven, para que señalen en él fechas y eventos especiales.

     15       Álbum: para que puedan poner sus fotografías impresas, con tantas posibilidades digitales los niños realmente no ven su crecimiento en fotos, las ven a través del celular o en la computadora pero cuando están con adultos, un pequeño álbum es un gran regalo.

christmas-1142016_960_720

Son algunas ideas con el único propósito de hacernos reflexionar que las cosas no siempre son necesarias para hacer feliz a otro, que enseñar y aprender el valor de dar y recibir también se rige con el ejemplo.

Cuando hacemos un regalo, sobre todo si es para un niño pensemos varias veces antes de adquirirlo: ¿Para qué le va a servir?, ¿Cuándo lo va a usar?, ¿Qué le va a enseñar?, ¿Con quién lo puede compartir?, ¿Dónde lo va a guardar?, hagamos consciencia y demos regalos que se puedan gozar, disfrutar, que nos hagan vivir y valorar el momento y que permitan que la alegría se alargue en el tiempo, los objetos (muchos de ellos) pueden ser muy atractivos y tentadores y también valiosos porque efectivamente cuestan mucho, pero el verdadero valor va más profundo, todo en exceso daña, incluso los juguetes, sobre todo aquellos que limitan la creatividad, la imaginación y el movimiento en los niños, los dispositivos digitales (celulares, tabletas…), no deben ser tratados como juguetes, no son cosa de niños, busquemos compartir regalos que los hagan pensar, crear, moverse.

La propuesta es dar cosas que trasciendan y la niñez es un momento mágico para recibir los regalos con ilusión e intención, son tiempos de consumo, de consumo sin sentido, que nos hacen crear lazos de pertenencia hacia las cosas y no hacia las personas, no fomentemos eso en nuestros niños porque los niños son de todos, busquemos regalar amor con la intención de despertar la consciencia, no es una idea romántica ni espiritual, es una idea posible y bien intencionada, no proyectemos nuestras carencias y nuestras necesidades personales para llenarlas con cosas materiales, nuestra era y nuestros niños necesitan un cambio de fondo, que nos lleve a intentar caminos distintos, hay muchas maneras de dar, seamos creativos, las experiencias son los mejores regalos y solo se experimenta haciendo y sintiendo…

¿Qué quieres regalar a tus niños, qué quisieras darles que no se extinga en un objeto sino que trascienda en su vida?

Twitter de la autora: @KarlaDoula

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA