Embarazo, Salud

¿Recibes consejos sobre cómo educar a tus hijos?

  • Cuando se trata de otra mujer y su embarazo y su hijo… hagamos un alto y seamos conscientes del poder de nuestras palabras… De la intención y lo que esto puede afectar. Nuestra experiencia es única y no es la experiencia de las demás.

cómo educar a tus hijos

Solemos o nos hacemos que somos expertas en el tema de embarazo y sus consejos… Nos atrevemos a recomendar y a solicitar una serie de cosas a esa mujer que está sensible y ávida por escuchar todo lo que tenga que ver con su embarazo y su futuro bebé…

Ojo, hagamos un alto y seamos conscientes del poder de nuestras palabras… De la intención y lo que esto puede afectar. Nuestra experiencia es única y no es la experiencia de las demás. Nuestros juicios, nuestras observaciones o suposiciones pueden hacer realmente infeliz a esa mamá. 

La próxima vez que quieras dar consejos o enseñar a una mujer embarazada o con su bebé, mejor platica sin tratarle de enseñar. Acompáñala y disfruta su proceso.

Lo único que una mujer embarazada necesita escuchar es: “¡Felicidades!”. La única cosa que un padre tiene que oír es: “Estás haciendo un trabajo maravilloso.” Por supuesto, si realmente existen preocupaciones acerca de los posibles problemas como el abuso verbal o físico, eso es una situación completamente diferente. Pero vamos a operar bajo el supuesto de que la mayoría de los padres están, de hecho, haciendo lo mejor que pueden por sus hijos.

Todo el mundo que tenga hijos sabe que la paternidad es el trabajo más difícil del mundo. Porque no hay ningún manual, se puede sentir como si estuvieras dando tumbos en la oscuridad la mitad del tiempo. Cuando alguien ofrece consejos no solicitados, el mensaje implícito es: “Lo estás haciendo mal”, que es la última cosa que cualquier padre amoroso necesita escuchar.

Durante los años de trabajo con mujeres embarazadas y padres de familia he oído más que suficientes piezas de asesoramiento que no necesitan escuchar. Los siguientes 10 son los más comunes y más inútiles que he escuchado:

  1. “No te preocupes, podrás perder todo ese peso una vez que tengas al bebé.”

¿Acaso es un triunfo que una embarazada pierda el peso que ganó? No pienso así.

  1. “Tu vida va a terminar tan pronto como tengas el bebé.”

Puede ser que muchos elementos de la vida que hacías antes los tengas que dejar por un tiempo. Pero de nada sirve enfatizar esto ya que mientras que hay una pérdida de la libertad, tener un bebé no significa la perdición para cualquier persona o su matrimonio.

  1. “Esto es lo que hay que hacer al respecto [llene el espacio].”

¿Me pregunto? Cualquier consejo no solicitado – ya sea sobre la lactancia materna, el sueño, el compartir, control de esfínteres o cualquier otro tema de crianza- es invasivo y es una falta de respeto, y con frecuencia socava a una nueva madre ya frágil en su sentido de auto-confianza.

  1. “Su hijo debe ser [llenar el espacio en blanco] por ahora. Usted debe tener su [llenar el espacio en blanco] marcada.”

Cualquier comentario que indica una comparación frente a una carta hito o el “debe” de la cultura es mejor mantener esos comentarios para uno mismo. Resultan arbitrarios, y para poder hacerlos los padres tienen que ser de completa confianza, aun así pueden ser comentarios muy invasivos.

  1. “Deja de preocuparte.”

Decirle a alguien que deje de estresarse cuando o que  deje de preocuparse, sobre todo acerca de su propio hijo, es como decirle a una rana que deje de ser verde. Las personas altamente sensibles están cableados para ser hiper-vigilantes, y diciéndoles que dejen de ser quienes son sólo conducirá a la duda y la vergüenza.

Repito: la única cosa que un padre tiene que oír es: “Estás haciendo un trabajo maravilloso.”

  1. “Su hijo no debe todavía estar durmiendo con ustedes “.

Esta es, quizás, uno de los secretos mejor guardados entre los padres: niños ya en años de la escuela primaria son conducidos a dormir por un padre a encontrar su camino en la cama de los padres en el medio de la noche. Cuando la mayor parte del mundo (fuera de la cultura occidental) co-duerme, ¿por qué sentimos tanta vergüenza y estigma en torno a lo que es natural?

  1. “¿Quieres decir que tu hijo nunca come [llenar el espacio en blanco]?”

Una vez más, no te metas en donde no te llaman. La comida es a menudo un tema difícil para muchos padres, especialmente si su hijo es muy delicado con la comida, por lo que cualquier comentario sólo aumenta la preocupación.

  1. “¿Por qué su hijo sigue utilizando una botella?”

Cada niño tiene su propia línea de tiempo, y cada cultura tiene sus propias expectativas con respecto a cuánto tiempo se supone que un niño depende de fuentes de consuelo, si se trata de la lactancia materna, el uso de un chupete o beber de una botella. En su énfasis en principios de independencia, la cultura occidental se diferencia de muchas otras culturas, y esto se refleja en las miradas y comentarios que los padres reciben cuando su hijo aún está amamantando o usando un chupón más allá de la edad de lo que normalmente vemos.

  1. “Deberías ir con el médico para que vean si tu hijo no tiene TOC, hiperactividad o autismo.”

Guau. Una vez más, la audacia de los extraños e incluso los amigos y miembros de la familia.

  1. “Ella es tímida. Es necesario que la ayudes a socializar más “.

En una cultura que defiende extrovertidos como el ideal, esta declaración se dice claramente con la crítica implícita, como si la timidez es algo que se debe eliminar y no puede formar parte de la personalidad de alguien. No sólo es un insulto a los padres, pero el niño absorbe la creencia de que hay algo mal con ella cada vez que escucha estos comentarios.

El resultado final:

A menos que estés observando abuso verdadero o tu consejo sea solicitado explícitamente por los padres, por favor, no te metas. Recuerda que consejo dado con el pretexto de ser útil puede crear daños, mientras que un cumplido sobre la paternidad de alguien puede recorrer un largo camino.

Esther Fasja

cómo educar a tus hijos 
Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA