Crianza, Familia

Querida mamá soltera…

  • Este texto dirigido a las mamás solteras puede rescatar de ese momento agudo a muchas mujeres que siempre, siempre, siempre serán suficiente, porque ser mamá… (soltera o casada) no cambia el ser mamá. Versión en español del texto de Mary Katherine Backstrom.

“Querida mamá soltera,

Tengo algo que decirte. Mientras te esfuerzas tanto en que todo salga bien, en mantener el equilibrio de todo y por todos, mientras jalas todos los hilos para que funcione; mientras te vas a trabajar, mientras recoges a tus hijos, mientras revisas sus tareas, cocinas y lavas los trastes,  yo tengo algo que decirte, por favor tómate un momento para escucharme.

Después de la hora del baño y de acostarlos a todos, cuando el silencio de la casa puede ser sofocante, cuando puedes sentir ganas de fundirte en una silla quizá con el corazón roto y algunos pensamientos obscuros, hay algo que realmente necesitas saber.

Esos niños, que duermen en sus camas y que te preocupan hasta el cansancio… ellos están bien y van a estar muy bien.

Sin importar lo que parezca por ahora, a pesar de que quizá tu familia es distinta, esos bebés, esos niños se van a convertir en adultos amorosos que van a seguir aprendiendo y creciendo. Tal como lo deseas, así como rezas para que suceda.

No, tal vez las cosas no han salido como imaginaste. Quizá tu cuento de hadas se interrumpió, pero eso no significa que has fracasado. Porque mamá, no hay nada mas poderoso que tu amor para sacar adelante a tu familia.

La maternidad te ha puesto un niño o más en el centro de tu corazón, y ese amor desbordante que sientes por él o por ellos te dará la fuerza para conquistar los momentos mas obscuros.

Tus noches de insomnio eventualmente serán noches de descanso. Tus preocupaciones encontrarán la paz. Porque tus hijos van a estar bien. De verdad van a estar bien.

¿Cómo puedo estar tan segura?

Porque yo crecí en un hogar como el tuyo. Yo soy la hija de una madre cansada y soltera. Y a pesar de que mis emociones me arrastraron como un huracán cuando era niña, puedo decirte algo con toda certeza: fue el amor de mi mamá lo que me rescató.

Ella es mi mejor amiga. Mi héroe. Mi modelo a seguir. Ella es mi confidente mas cercano. Mi estándar mas alto, la última llamada del día, quien responde todas mis preguntas.

Por supuesto que muchas veces extrañé a mi papá. Lloré y supliqué porque las cosas volvieran a estar como eran antes de la separación. Pero el divorcio abrió un espacio en nuestra familia, un espacio que el amor de mi madre se ocupó de llenar.

Yo estoy bien. Más que bien. Soy feliz.

Pronto descubrirás que eres capaz y que eres fuerte. Que no solo eres adecuada sino que eres mas que suficiente.

Date oportunidad de respirar profundo mamá. Esos bebés que ahora duermen en sus camas… son tan amados, tan amados y lo saben. Y al final, el amor será siempre lo suficientemente grande.”

Este texto fue publicado originalmente en Mom Babble.

Puedes seguir  a  Mary Katherine Backstrom en Twitter:
Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA