Crianza, Familia

¿Qué necesitas para el bebé? (la verdad sin excesos)

  • Revisa que es lo que realmente necesitas para cuidar de tu bebé… los bebés necesitan muy poco para ser felices y estar bien además del amor de sus padres…

Qué necesitas para el bebé

¿Realmente necesitas tanto para cuidar a tu bebé?…

Al ser padre primerizo, puedes llegar a experimentar cierta sensación de ansiedad  con tal de no “arruinarla” durante el proceso de crianza. Buscas diversos libros acerca de maternidad y paternidad, intentas mantenerte informado con psicólogos y médicos acerca de la mejor manera de educar a tu futuro hijo, lees artículos en internet o revistas que puedan aconsejarte cómo poner límites o “cómo ser una buena madre”, tomas cursos al respecto, entre otras actividades…

Y la verdad es que ese miedo puede llevarnos a tomar medidas que, por ingenuidad, creemos apropiadas o correctas porque “tiene fuentes que parecen fiables”, “porque lo leí en la revista”, “porque me lo dijo la vecina”, “porque está de moda, y mis amigas con bebés lo utilizan”, etcétera. Por consiguiente, sin indagar un poco más en la veracidad (o confiabilidad) de dicha medida, las empezamos a poner en práctica de manera exagerada.

Quizá no es de sorprenderse que muchos papás modernos, al ser inocentes en la práctica de la crianza, caigan en las redes del marketing de diversas empresas. En tiendas departamentales o en Internet es fácil encontrar innombrables productos que prometen una jornada más accesible a la hora de cuidar a un bebé. Sin embargo, el abuso de estos artículos sólo complican aún más ese proceso.

Aunque no generalizamos acerca de la ineficacia de los productos modernos para maternidad, los bebés no necesitan muchos productos caros que los padres consumen. Por ejemplo, basada en la experiencia de la madre de familia Katherine Martinko, los bebés están más contentos cargados en el regazo a lo largo del día que en un bambineto carísimo, con música y zangoloteos; y conforme crecen, ellos prefieren estar sentados en una silla, moviendo cucharas en una olla y escuchando el sonido de la voz de la mamá, que explorando un tapete de dibujos que nunca cambia.

Por el otro lado, este tipo de productos también alientan a los padres a “sobrecuidar” a los hijos: por ejemplo, existe un artículo muy caro que es un monitor que anuncia constantemente, via Bluetooth de un teléfono inteligente, los signos vitales de un bebé, su respiración, la temperatura de la piel, la posición corporal, el nivel de actividad, y cada ruido que emita. ¿Qué puede representar esto? Por ejemplo, muchas veces que estén más atentos al cuidado del dispositivo móvil que al contacto directo con el bebé.

La mayoría de estos productos dejan de utilizarse después de que la novedad del momento pasó. Los mismos padres abandonan los artículos para regresar a lo básico, lo cual reduce la producción de desperdicios de plástico y de electrónicos.

La crianza es una actividad milenaria, que ha sobrevivido el paso del tiempo sin tantos dispositivos eléctricos que, en abuso, pueden generar más ansiedad que bienestar. Comprar demasiado no nos convierte en buenos padres, pero el debido cuidado y la atención que le proporcionamos a los bebés sí.

Revisa que es lo que realmente necesitas para cuidar de tu bebé… de pronto muchas cosas (que se quedan nuevas) pueden ser reutilizadas si circulan entre amigos las cosas de bebé (muebles, ropa, juguetes…), esto no solo favorece la economía, pero también el cuidado del ambiente y nos deja deja disfrutar de la verdadera naturaleza de la maternidad). 

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA