Karla Lara

El Postparto inmediato: ¿Qué esperar la primera semana del bebé?

  • Puede ser que no te sientas tu misma recién has tenido un bebé, tampoco esperes que regresarás a ser la misma de antes pues definitivamente has vivido una gran transformación, un hijo, no importa que número sea requiere espacio, tiempo, atención, presencia, devoción…

Postparto inmediato

El post parto inmediato ¿Qué esperar la primera semana del nacimiento de tu bebé? Como Doula de postparto muchas veces me consultan sobre cómo y en qué consisten los cambios inmediatos al nacimiento del bebé, pregunta que es muy amplia porque todo cambia de manera absoluta después de tener un bebé y los cambios son evidentes desde el día uno en cuerpo, mente y espíritu. Espero que encuentres de utilidad esta referencia y que te acompañe la primera semana.

Cada mujer y sus respectivos embarazos y nacimientos son únicos, esta lista resume lo que puedes esperar de manera general:

Las primeras 24 horas – Día 1

Sea que hayas vivido un parto o experimentado una cesárea, tus emociones están por todos lados, generalmente en una mamá sana con un bebé sano las sensaciones de alerta y felicidad son dominantes, por muy cansada que te sientas, probablemente te costará trabajo conciliar el sueño pues son muchos los sentimientos que estás experimentando, la emoción de conocer a tu bebé y la adrenalina que secreta tu cuerpo para ayudar a recuperarte provocan esto.

Algunas preocupaciones:

  • La leche: en este periodo tus pechos aún se sienten suaves, empezarás por producir calostro, que podrás percibir como una sustancia dorada o amarilla en pocas cantidades (gotas) y que son suficiente para alimentar a tu bebé pues tiene todos los nutrientes necesarios. La cantidad estimada que ingiere un recién nacido en las primeras 24-48 horas es de 5-15 ml por toma. Una buena postura para amamantar y un buen agarre al pecho son básicos para que tu bebé pueda tomar de tu pecho sin lastimarte.
  • Después de nacido se recomienda el contacto piel a piel entre mamá y bebé, lo cual ayuda al bebé a regular no solo su temperatura sino su ritmo cardiaco y respiratorio, lo mantiene estimulado sensorialmente en lo que se adapta a la vida fuera del útero y ayuda a que el bebé logre amamantar en la primera hora siguiente al nacimiento, es difícil determinar cuánto come tu bebé o si está comiendo suficiente, los bebés presentan diferentes frecuencias para comer, algunos están alertas y logran pegarse fácilmente al pecho, otros nacen cansados y no demandan tanto las primeras horas. Vigila que no pasen mas de 4 horas sin que tu bebé coma para evitar que se bajen sus niveles de glucosa. Los pañales que moje o ensucie son un buen indicador de que tu bebé está comiendo. 
  • Las primeras evacuaciones del bebé son de meconio (sustancia entre negra y verde muy obscura y pegajosa al tacto), es una sustancia que recubre su sistema digestivo y el calostro es el responsable de ayudar a desprenderlo del estómago e intestinos del bebé, es normal que tenga entre 3 y 6 evacuaciones de meconio.
  • Los consejos solicitados o no, te causarán confusión, sobretodo si se trata de tu primer bebé. Tu objetivo debe ser ganar confianza sobre la manera en que cuidas y tratas a tu bebé y para eso debes estrenar tu maternidad, seguir tu instinto y no tener miedo de pedir ayuda cuando lo sientas necesario.
  • Orinar o evacuar pueden resultar todo un reto según hayas tenido parto o cesárea, si tienes una sonda no tendrás problema excepto por las molestias normales de la sonda, pero si no tienes nada probablemente sientas miedo de experimentar dolor o ardor. No pasa nada, pero para ayudarte puedes poner hielo en la zona del periné o compresas frías que puedes hacer tu misma mojando una toalla sanitaria y congelándola, o congelar una toalla de tela mojada o poner el hielo envuelto el alguna tela para que no sea directo, lo cual tendrá un efecto calmante y desinflamatorio en la zona perineal. 

24-48 horas después del nacimiento Día 2

  • Tus pechos pueden empezar a sentirse llenos y/o pesados y calientes, quizá aún sigues produciendo calostro y no leche, es probable que el comportamiento del bebé haya cambiado y esté mas alerta y pidiendo comer con mayor frecuencia, considera un mínimo de 6 tomas en 24 horas. El bebé estará mas tranquilo si está cargado y eso no lo acostumbra a los brazos, es una necesidad fisiológica y emocional pues se está adaptando a la vida fuera del útero.
  • Es probable que el cansancio te llegue de golpe, pues la adrenalina se está diluyendo y tu cuerpo reclama su recuperación. Intenta descansar cuando duerme el bebé, si no concilias el sueño al menos permanece en reposo, si no te es posible trata de pedir ayuda en todo lo que ocupes hacer y que no sea relacionado con el bebé, aprovecha estas primeras horas para vincularte con él y para aprender a conocer y a reconocer sus necesidades y comportamiento.

48-72 horas después del nacimiento Día 3

  • Tus pechos siguen pesados y muy sensibles, lo mismo que los pezones. Masajes en redondo o poner compresas o agua caliente bajo la regadera ayudan mucho. El calostro desaparece y llega la leche de transición que se puede mirar entre amarilla y color crema, la consistencia es mas espesa. Esto también aumenta la frecuencia de cambio de pañal y el color de la evacuación de tu bebé que pasa de ser obscura y café a ser entre verde y mostaza, de olor ácido y con pequeñas hojuelas.
  • Si tuviste una cesárea será el momento en que te quiten el analgésico administrado por la vena y podrás empezar a sentir algunas molestias sobre la herida y la espalda por las horas en reposo. Si tu médico lo autoriza caminar es un ejercicio para activar tu sistema circulatorio.
  • Probablemente estás hinchada: manos, piernas, pies, cara, es el exceso de sangre que tu cuerpo administró en el embarazo que ahora empezara a eliminar en forma de líquido interstistial. Tomar diuréticos naturales puede ayudarte con los síntomas.
  • Algunas mujeres experimentan febrícula o fiebre, si es el caso consulta a tu médico.
  • Estás muy emocional y sientes el vacío es tu cavidad abdominal, algunas mujeres prefieren usar una faja que contenga esa sensación incómoda de vacío, pero no esperes que la faja devuelva tu figura en unos días, un vendaje ancho ayuda mucho y si eliges una faja, que sea una que te permita respirar solo para que te sientas cómoda, asegúrate que no lastime el tejido herido en caso de haber tenido cesárea.

72 horas después del nacimiento Día 3-4

  • Tus pechos pueden incomodarte y hasta doler, la leche verdadera empieza a fluir y se mira de consistencia ligera y semi transparente, el volumen casi siempre responderá a la demanda del bebé. 6 a 12 tomas son esperadas en un periodo de 24 horas. Es recomendable ofrecer la leche a libre demanda sin restricción de horario, tiempo o cantidad, poner el bebé a un seno hasta que se sienta suave o “vacío” para luego ofrecer el otro.
  • El bebé presentará momentos de succión activa o nutritiva en los que puedes observar como chupa y traga la leche, es decir; se alimenta y otros momentos en los que está pegado el pecho pero no está tomando leche, se le llama succión no-nutritiva y le sirve de confort, calmante y estimulación en general.
  • Es normal que tu bebé se duerma cuando está al pecho, no lo despiertes si ha comido y lo notas saludable y satisfecho, si en consecuencia de quedarse dormido no está comiendo, puedes refrescarlo quitándole algunas prendas de ropa sin que pase frío o cambiarle el pañal para alertarlo.

Días 4-6 después del nacimiento

  • Tus pechos ahora se sienten llenos e incluso pueden comenzar a gotear leche, es momento de usar los protectores de lactancia si te hacen sentir mas cómoda. normalmente la leche está fluyendo y su color es blanco, quizá necesitas apoyarte con un saca leche (manual o eléctrico) para extraer el exceso de leche, que puedes congelar para luego dársela a tu bebé.
  • Tu bebé requiere al menos 6 tomas en 24 horas (no menos), algunas tomas estarán pegadas unas con otras y otras tendrán mas distancia entre tomas pues el bebé aun no ha establecido una frecuencia para comer. 
  • Puede ser que notes que tu bebé llora mas a pesar de que come y duerme mejor, recuerda que está en un periodo de adaptación a su vida fuera del útero y puede no resultarle fácil.
  • Todos estos días y quizá por unas dos o tres semanas más estarás sangrando por la vagina, estos son los loquios y es el desprendimiento de todas las membranas y tejidos que sostuvieron tu embarazo, ese sangrado debe ir de mas a menos en cantidad y de un color muy intenso rojo casi negro a rosa hasta pasar a amarillo muy claro (flujo vaginal) y desaparecer.
  • Es probable que durante estos días y quizá por unas tres o cuatro semanas mas sientas el reacomodo de tus órganos internos en la cavidad abdominal, estos a veces causan molestias o dolor que se llaman entuertos, se hacen mas perceptibles durante las tetadas pues se libera oxitocina que causan contracciones que ayudan a esta movilidad.
  • En esta y las siguientes semanas puedes experimentar frecuencia al orinar y estreñimiento. La primera porque los uréteres siguen irritados pero esto debe resolverse en pocos día y si no, consulta a tu médico lo antes posible. El estreñimiento es debido al reacomodo de los intestinos. Procura tomar mucha agua para mantener funcionando bien tu sistema digestivo, tus riñones y vejiga y para tener suficiente leche. Una dieta rica en fibra ayuda mucho a tu nivel de energía y a evitar el estreñimiento.
  • Puede ser que esta semana realmente no hagas las paces con la imagen que te devuelve el espejo, si fuera así considera que estás en plena recuperación en tu post parto inmediato y que has tenido un bebé, que requiere de ti, date tiempo y disfruta este tiempo que no regresa.

Ya he escrito antes que el postparto es un tiempo sin tiempo, que no es sencillo de verbalizar y que incluso puede ser solitario y aislante. Es muy importante que sea cual sea tu circunstancia no estás sola y que puedes tejer tu red de apoyo, si tienes mujeres cercanas pide ayuda, si no busca en tu comunidad cercana y de confianza ayuda con tareas que no sean el bebé, habla de tus emociones, piensa que hormonalmente estás es una transformación rápida y fuerte. Sentir cambios de humor es muy normal, puedes pasar de la alegría a la tristeza sin razón aparente, son las hormonas y es un efecto que dura entre 3-4 días en la primera semana del post parto, le llaman tristeza post parto y no es depresión. 

Puede ser que no te sientas tu misma recién has tenido un bebé, tampoco esperes que regresarás a ser la misma de antes pues definitivamente has vivido una gran transformación, un hijo, no importa que número sea requiere espacio, tiempo, atención, presencia, devoción, y tu: mujer recién estrenada madre necesitas lo mismo, asegúrate de tener el apoyo suficiente y la ayuda necesaria, llenar un post parto con experiencias positivas y empoderantes es tan importante como experimentar un buen nacimiento, son vivencias que trascienden en nuestra vida y en la de nuestros hijos. El apoyo puede ser de tu pareja, familia, amigos, vecinos, hijos mayores y en caso adicional de consultoras en lactancia, doulas de post parto, parteras, médicos, pediatras, etc. 

Seguramente experimentarás momentos de gozo y otros de duda, ya hemos dicho también que la maternidad es de todos los colores menos rosa, pero ser flexibles frente a los cambios es una manera de evolucionar, recuerda que nuestros hijos y nosotras merecemos tener la versión de nosotras mismas.

Karla Lara

@KarlaDoula

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA