Karla Lara, Salud, Salud Alternativa

¿Qué es y por qué es bueno usar la copa menstrual?

  • Atrévete a probarla, es una excelente alternativa económica y ecológica que te permite descubrir y conocer más de cerca tu cuerpo.

copa menstrual

La copa menstrual es un pequeño recipiente que se inserta en la vagina durante la menstruación para recoger el flujo menstrual por acumulación y no por absorción. Esta copa es una alternativa al uso de toallas sanitarias y tampones u otros materiales tanto desechables como lavables. El material de la copa menstrual es flexible pero resistente, lo que permite su fácil y cómoda inserción, su retiro y su durabilidad.

La copa menstrual es reutilizable con lo cual su adquisición representa un ahorro a largo plazo además de que es recurso que evita desechos contaminantes (toallas sanitarias y tampones). Los materiales de las copas son variables: látex, silicon de uso médico, disponibles en diversos tamaños, formas y colores.

Beneficios de usar la copa menstrual:

  • Ahorro: el gasto es único a la adquisición y puede durar varios años dependiendo de su cuidado y manejo, con lo cual hay un gran ahorro al dejar de consumir tampones y toallas sanitarias desechables.
  • No es propensa a provocar infecciones: el silicon de uso médico no permite que los gérmenes y bacterias se acumulen y reproduzcan en él, por lo que puede permanecer varias horas insertada en la vagina sin que represente un riesgo de Síndrome de Shock Tóxico relacionado al uso de tampones desechables.
  • Comodidad: se puede usar de día o de noche y durante todo el período menstrual independientemente del flujo, anatómicamente se adapta al cuerpo y no representa ninguna molestia física, ni provoca rozaduras o alergias que suelen provocar otros materiales desechables.
  • Ecológica: al recoger el flujo menstrual no supone material de desecho contaminante, la sangre menstrual y su contenido si se desecha, pero no se suman tampones y toallas.
  • Puede ser incómoda de utilizar al principio si no estás familiarizada con tus fluidos corporales. Se hace más sencillo usarla en un baño que disponga de lavabo y agua corriente, pero en caso de usarla en un baño público puedes llevar una botella con agua para enjuagarla y usar toalla húmeda para su limpieza externa antes de reinsertar.

Se sugiere esterilizar (hervir es suficiente) al menos una vez al final de cada período menstrual y guardar seca y limpia, la mayoría de ellas tiene una bolsita de tela para conservarla de manera discreta y aislada del polvo.

Se usan igual que un tampón insertándose en la vagina semidobladas ya que su material es flexible y suave, solo causan molestias si están mal puestas, al entrar retoman su forma original (de copa) y generan un vacío que impide que el flujo menstrual se cuele fuera de la copa. La copa requiere ser vaciada con menos frecuencia de lo que cambiarías un tampón o una toalla sanitaria. Su capacidad es de 30 ml., que representa la tercera parte del volumen de sangre que pierde una mujer en cada menstruación por término medio, por lo que pueden permanecer hasta 12 horas sin necesidad de vaciar.

Atrás del uso de la copa menstrual aún existen ciertas dudas y tabúes porque implica el contacto con fluidos vaginales y sangre menstrual, además de la manipulación de los genitales. Atrévete a probarla, es una excelente alternativa económica y ecológica que te permite descubrir y conocer más de cerca tu cuerpo, tus ciclos menstruales y la apariencia de tus fluidos vaginales, con lo cual existe la oportunidad de un mejor auto-conocimiento sexual y de salud, porque al conocerte mejor identificas los cambios fuera de lugar y estás más cerca de cuidarte y reconocerte de manera natural.

Karla Lara

Twitter de la autora: @KarlaDoula

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA