Nutrición, nutrición, Salud

“Que el alimento sea tu medicina”

  • Para entender cabalmente porque la comida es y debe de ser considerada la primera medicina, hay que entender como esta conformado nuestro cuerpo, el cual es un ecosistema… Así que deberíamos por muchas razones pensar muy bien lo que nos llevamos a la boca.

alimento sea tu medicina

Muchos de nosotros, en lo que podría considerarse una dulce ignorancia, hemos pasado mucho tiempo sin realmente percibir como la comida afecta de manera directa e inmediata nuestro estado de salud. Yendo por la vida, realizando todo tipo de actividades sin dedicarle mucha atención a lo que comemos -dirigiendo nuestra atención a nuestro trabajo o incluso al ocio y al placer-. Esto ocurre generalmente en la juventud cuando tenemos un buen sistema digestivo y un buen sistema inmune y relativamente buenos hábitos (e incluso algunas personas pueden gozar extender la liga gozando de lo que popularmente se conoce como “buena genética”). Lamentablemente a casi todos nos toca algún día descubrir la fragilidad del entorno digestivo y las numerosas consecuencias que tiene una alimentación desbalanceada o poco inapropiada. Este castillo de ignorancia puede desmoronarse, especialmente cuando llegamos al punto de tener un intestino permeable: y ocurre lo impensado, la comida, esa gran fuente de placer y energía, se convierte en un acérrimo agresor que nos coloca en un estado de defensa inflamada y estrés que atraviesa todos nuestros sistemas.

Algunas personas tienen ese don de la previsión y se han “curado en salud” y sin tener que recurrir a la alimentación como una medida reactiva, han experimentado los efectos que tiene la dieta saludable en el cuerpo y en la mente. Aquí podemos encontrar a atletas y personas que buscan potenciar su desempeño, o que simplemente tienen buenos hábitos y han buscado informarse pertinentemente, tomando el camino de la “medicina natural”, que es fundamentalmente el camino de la alimentación sana (de manera increíble muchos doctores ni siquiera mencionan la dieta al tratar algunos padecimientos).

El proceso digestivo es un complejo proceso de síntesis de nutrientes, evacuación de desechos y defensa de toxinas, que podríamos describir como una alquimia milenaria a la cual ha llegado a evolucionar nuestro cuerpo. Para el correcto funcionamiento de este proceso intervienen la mayoría de los órganos del cuerpo –regulando el movimientos peristáltico, el metabolismo y secretando diferentes químicos que permiten la absorción y la traducción a través de moléculas mensajeras. Al igual que estos órganos afectan la digestión, un problema digestivo puede afectar órganos y glándulas relativamente distantes en el cuerpo (por eso Hipócrates también dijo “todas las enfermedades empiezan en el intestino”).

Por si esto fuera poco, la sensibilidad de la digestión puede verse afectada por el estrés que comunica el cerebro del sistema nervioso central, pero también por el cerebro del sistema nervioso entérico, ubicado en el intestino –la fuente de la gran mayoría de la serotonina y otros neurotransmisores

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA