Salud, Salud Alternativa

Proteger del sol nuestra piel y la de nuestra familia

  • En primer lugar ¿qué es lo que quema nuestra piel? La radiación ultravioleta (UV) cuya fuente principal es la luz solar, es un tipo de radiación electromagnética cuya longitud de onda corta hace que sea prácticamente invisible al ojo humano.

Proteger del sol nuestra piel y la de nuestra familia

En los últimos años, seguramente hemos escuchado que la radiación del sol afecta más a la piel; en la televisión, en el radio, en las redes sociales. Incluso nosotros mismos podemos sentir cómo los rayos de sol “queman” más nuestra piel cuando tenemos contacto directo a determinadas horas del día.  Muchas veces, por los horarios del trabajo o escuela de nuestros hijos, no podemos evitar exponernos al sol. Es por eso que es necesario usar algún protector que bloquee los efectos de la radiación solar.

En primer lugar ¿qué es lo que quema nuestra piel? La radiación ultravioleta (UV) cuya fuente principal es la luz solar, es un tipo de radiación electromagnética cuya longitud de onda corta hace que sea prácticamente invisible al ojo humano. Existen varios subtipos, pero los que más dañan a la piel son los rayos UVA y UVB. La radiación ultravioleta A (UVA) alcanza toda la superficie del planeta y es capaz de atravesar el vidrio, es la que provoca enrojecimiento en la piel, aunque su efecto no es duradero; penetra hasta las capas más profundas de la dermis. Ésta es la responsable de la aparición de manchas, enrojecimiento, flacidez y envejecimiento prematuro. Aun en los días nublados, este tipo de rayos está presente.

Por su parte, la radiación ultravioleta B (UVB) penetra menos en la superficie de la Tierra, ya que es reflejada por la capa de ozono, pero sus efectos sobre la piel son más intensos ya que su potencia es mayor; estos rayos son los causantes del oscurecimiento de la piel e incluso cáncer. Combinados tienen efectos más nocivos sobre la piel, de ahí que la importancia de protegerse de ellos sea imperativa. Más ahora que sabemos que, como consecuencia del cambio climático, la capa de ozono es más delgada y su capacidad para reflejar la radiación dañina se ve mermada.

No obstante, en el mercado podemos encontrar productos cuya efectividad no es la mejor. Bloqueadores solares de marcas reconocidas que muchas veces tienen un elevado costo y su factor protector solar (FPS) no es suficiente. De este modo, una alternativa estupenda es elaborar nuestros propios bloqueadores.

Elaborar tu propio bloqueador tiene numerosas ventajas; su elaboración es muy sencilla, se fabrican con productos naturales que protegen la piel sin el riesgo de padecimientos secundarios provocados por algunos químicos, el empleo de estos insumos naturales es amigable con el medio ambiente y sobre todo son económicos. Los ingredientes más usuales para la elaboración de estos son el aceite de coco o de oliva, y aceites esenciales como el de zanahoria o Vitamina E, que se pueden encontrar fácilmente; cuyos beneficios para la piel son súper efectivos.  Además, podemos elaborar la cantidad suficiente para toda la familia, de modo que todos estén protegidos durante su día.

Protejamos nuestra piel y la de nuestra familia con esta alternativa que es práctica, saludable, económica y eco-amigable. Es más ten presente que en Earthgonomic México, siempre trabajando para ti y el medio ambiente, impartiremos talleres de Fitoterapia en los que aprenderás, entre otras cosas, a elaborar tus propios bloqueadores. Si quieres participar, ¡no lo pienses y contáctanos!

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA