Familia, Ser Padres

Protege a tus hijos en vacaciones y siempre: TipMN

tattoo_0

Ya estamos de vacaciones y salir con los niños a lugares públicos y concurridos potencia los riesgos de que puedan extraviarse, te compartimos algunos consejos sencillos pero muy útiles para que te sientas mas tranquila:

  1. Tatuaje temporal: anota tus datos de contacto con tu número en su muñeca. Puedes no poner tu nombre, solo es para que el niño sepa compartir el número al que debe llamar en caso de extraviarse. Fíjalo con “skin shield” una especie de protector para piel o bien con barniz de uñas transparente, es solo por precaución para evitar que se borre el dato con agua o sudor. 
  2. Toma una foto de cuerpo entero: así no tendrás duda de cómo va vestido tu hijo, qué color usa de ropa, de calzado, peinado, etc., y como se mira exactamente ese día.

  3. Fija una clave: habla con tu hijo acerca de no hablar o de interactuar con extraños. si acaso alguien quiere engañarlo diciéndole que debe acompañarlo porque tu lo llamas o porque necesitas algo y tu no estás a la vista, dile a tu hijo que debe pedir la clave a ese extraño y que la clave sea una palabra simple que no olvide acordada en secreto como familia.

  4. No te distraigas: sabemos que el celular nos da la información del mundo, pero tienes enfrente a tu mundo. no pierdas de vista a tus hijos. Basta un descuido para que pase algo impensable.
  5. No van al sanitario solos: si, mas vale pecar de exagerados. No permitas que tus hijos vayan al sanitario solos, asegúrate de que es un espacio seguro y ve con ellos. Puede ser latoso pero su seguridad e integridad son primero.
  6. Que sepan su dirección: si tus hijos ya hablan es importante que puedan decir donde viven. Eso los hace sentir seguros y puede ponerlos a salvo si alguien los auxilia.
  7. Fijen un punto de encuentro: si van a un lugar muy concurrido no sobra acordar al llegar un punto en el que puedan reunirse en caso de perderse de vista. Enséñale el camino o ubicación del módulo de información o de vigilancia y de asistencia a visitantes, te tomará solo unos minutos.
  8. Muéstrale la salida y las salidas de emergencia: nunca sobra ubicar las rutas de evacuación en caso de emergencia o siniestro.
  9. Dales un teléfono: si el lugar lo amerita ten a la mano un celular que puede ser de tarjeta, uno básico con crédito solo para que puedan comunicarse entre ustedes y asegúrate que sepa como usarlo.
  10. Comparte todas las recomendaciones posibles:  no está de mas hacerle saber o recordarle que no hable con extraños, que no vaya con extraños, que no acepte comida o regalos de extraños, que no se salga, que no se suba, etc., lo que en casa lugar sea razonable, advertirle de los peligros lo pone en alerta y le da un sentido de auto-protección.

Cada que realices un paseo es necesario que pienses en muchas posibilidades por más descabelladas y preocupantes que estas sean, nunca está de más ir un paso adelante. Recuerda que basta un segundo para que todo tu mundo cambie, ¡cuida de los tuyos!

Este tipo de medidas no te exenta de la responsabilidad que tienes como madre o padre, pero más vale prevenir que lamentar, cuida de los niños y mantenlos vigilados, así tendrás una hermosa experiencia que contar y no un suceso que lamentar.

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA