Salud

¿Porqué es importante la limpieza nasal del bebé durante la lactancia?

  • Cuando el bebé está congestionado es mas fácil que interrumpa las tomas de leche porque se despega para tomar aire, lo que se puede confundir con poca producción de leche.

¿Porqué es importante la limpieza nasal del bebé durante la lactancia?

El mejor agarre al pecho del bebé es el asimétrico, esto significa que el bebé succiona una parte de la areola del pezón pegando su barbilla al seno de mamá y dejando un espacio entre su nariz y el pecho para respirar de manera adecuada. Esta manera es la recomendada para favorecer una lactancia exitosa, sin embargo no siempre es suficiente.

El recién nacido y los bebés en general, suelen presentar la nariz taponada por mucosidad que no pueden expulsar por ellos mismos. Es por eso que es muy recomendable ayudar al bebé con su higiene nasal, no solo para prevenir la acumulación de mocos y las molestas otitis o sinusitis, bastante comunes cuando son pequeños, pero además para que respire lo mejor posible durante los tiempos en que es amamantado y evitar que interrumpa la succión y que se canse al comer. Se recomienda la limpieza nasal del bebé antes de las comidas y por la noche, antes de dormir y durante su rutina de baño.

La posición del bebé o del niño para la limpieza nasal también importante, a los bebés es recomendable acostarlos en el  cambiador o en la cama y si están alrededor de los 6 meses podemos sostenerlos semi sentados. Limpiar la nariz del bebé consiste básicamente en fluidificar la mucosidad nasal, un descongestivo y hidratante nasal es lo recomendable: Iliadin Aqua es el mejor para hacerlo, basta aplicar una gota por ambos orificios nasales, no es un método invasivo, es seguro y cómodo.

Si el bebé respira sin dificultad se sentirá cómodo y logrará un mejor agarre al seno sin interrupciones y la lactancia tendrá mas probabilidades no solo de ser exitosa, sino de prologarse en el tiempo siempre a favor de la salud del bebé y de mamá.

No son recomendables los aspiradores nasales cuando los bebés son muy pequeños, existen los denominados de “boquilla” que suponen controlar la succión del aspirador con la propia boca. El aspirador tipo “pera” no es recomendable tampoco ya que no se puede regular debidamente la fuerza de la succión y podemos acabar dañando el oído del bebé sin darnos cuenta de ello. 
 
Disfruta a tu bebé y cada etapa del mismo y recuerda la importancia de mantenerlo cómodo, fresco y dormirlo boca arriba y con sus manitas libres.
Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA