Embarazo, Salud

Poner audífonos en tu pancita para que el bebé escuche música, ¿es realmente benéfico o representa un riesgo?

  • ¿Realmente sirve estimular al bebé con música durante el embarazo?

Durante los 90’s se popularizó el término “efecto Mozart” el cual se refería a la teoría del investigador Alfred A. Tomatis la cual establecía que al escuchar música clásica se estimulaban las funciones cognitivas que hacían que los niños se desempeñarán mejor en la resolución de problemas, es decir, que los haría más inteligentes. Durante todos estos años una serie de productos fueron comercializados, desde CD’s hasta dispositivos que se introducían vía vaginal para asegurar que las notas de Eine Kleine Nachtmusik de Mozart llegarán a los oídos de los bebés en útero.

Después de más de 20 años de estudios tratando de probar la teoría del efecto Mozart los científicos a lo largo y ancho del mundo no han logrado establecer beneficios cuantitativa o cualitativamente, si bien reconocen que existe una relación entre el placer de la experiencia estética y la creatividad, no hay ninguna autoridad que pueda asegurar que el escuchar música clásica estimule la inteligencia. También advierten acerca de los riesgos de utilizar los dispositivos que se colocan en la vagina, así como los audífonos por tiempos prolongados o bien a volúmenes mayores a 70 decibeles.

Lo que es cierto es que la música nos eleva, nos pone de buenas, nos tranquiliza y nos inspira. Por lo que su uso no está contraindicado. ¿Cómo puedes hacer que tu bebé tenga su momento musical? Es muy sencillo, escucha tu música favorita mientras vas en el carro, cuando te bañas, mientras comes a un volumen medio que permita platicar e interactuar con los que están a tu al rededor -así es, justo como seguramente ya lo haces-, opta por baladas, melodías que evocan buenos recuerdos, ritmos pegajosos y si es tu tipo, claro que música clásica, mantras y/o melodías usadas en la meditación.

¿Qué evitar? Aunque seas súper fanática de Metallica, Eminem o jazz estridente de improvisación, déjalo durante el embarazo fuera de tu playlist ya que pueden generar sensaciones de estrés en tu bebé. Es decir no al rock pesado, rap, música electrónica hard core y todos aquellos ritmos que sobre estimulen.

Siempre mantén el volumen controlado, si quieres usar audífonos póntelos en los oídos y verifica que mientras escuchas la música puedas percibir los sonidos a tu alrededor y entonces sí ponlos sobre tu pancita sin exceder 20 minutos. No pongas tu celular sobre tu vientre recuerda que este tipo de dispositivos emite y recibe microondas.

Lo más importante es disfruta y escucha lo que te haga sonreír, canta y muévete al ritmo de las melodías, si tú estás feliz tu bebé recibirá todos esos beneficios.

Artículo Anterior
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA