Salud

Pie plano en el bebé… ¿qué es?

  • Durante muchos años se vio que los niños pequeños usaban botines y zapatos reforzados hasta el tobillo o con sujetadores por todas partes a la pantorrilla y hasta plantillas, porque se pensaba que el pie podía moldearse con aparatos o zapatos rígidos, lo cual no es verdad.

Pie plano en el bebé… ¿qué es?

Si observamos los pies del bebé, generalmente se miran gorditos, con una especie de almohada de grasa en la planta del mismo y en reposo se ven planos. A partir de los 12 meses de edad, esa grasa comienza a desaparecer y empieza a formarse el arco plantar o puente del pie.

Se puede ver que el pie tiene ya un poco de forma (en arco) cuando el bebé descansa y no apoya sus pies. Pero cuando el bebé se pone de pie, por el peso del cuerpo, ese arco se aplana. Cuando el bebé sigue creciendo y comienza a caminar, los músculos y los ligamentos que forman la bóveda del pie se van fortaleciendo y ya no se alisan o aplastan cuando el niño camina. Así que en general, la mayoría de los niños tienen el pie plano hasta los 4 años.

Otras preocupaciones de los padres con hijos que empiezan a caminar es si el bebé abre el pie hacia afuera o si lo jala hacia adentro, otros porque el niño camina en puntas y la mayoría porque observan el pie plano del bebé.

Durante muchos años se vio que los niños pequeños usaban botines y zapatos reforzados hasta el tobillo o con sujetadores por todas partes a la pantorrilla y hasta plantillas, porque se pensaba que el pie podía moldearse con aparatos o zapatos rígidos, lo cual no es verdad.

Un pie normal (bien formado) es el que reposa sobre el suelo por la punta (los dedos y la parte anterior a los dedos), por el talón y por el lateral externo. La parte interna tiene un arco (el arco plantar), que no toca con el suelo. Los bebés, todos los bebés, apoyan toda la planta del pie en el suelo, sin apreciarse arco en la parte interna, y esto es así hasta los 3-4 años pero no porque morfológicamente el pie sea plano, sino porque esa zona está llena de grasa y porque los ligamentos son todavía muy elásticos. Por la misma razón tampoco es recomendable usar la andadera para aprender a caminar. Usar la andadera ¿si o no?

Por ello es importante que los bebés y los niños pequeños anden descalzos para fortalecer músculos y fascia del pie. Bebés descalzos, mas sanos y mas felices.

Te puede interesar:

Los beneficios y la importancia de gatear

¿Qué pasa cuando el bebé no quiere gatear?

 

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA