Espiritualidad, Familia

Meditación para niños: la clave para una mejor educación

medt

Cada año, la meditación se vuelve más popular. Celebridades, hombres de negocios y otras personas importantes practican mindfulness, un tipo de meditación para combatir el estrés y la sobreestimulación de sus trabajos. Incluso los militares han incursionado en la meditación para “mejorar el desempeño mental bajo el estrés de la guerra.

Al mismo tiempo, más y más estudios han mostrado ligas directas entre meditación y beneficios de salud. Un estudio dirigido por investigadores de Johns Hopkins encontró que tan solo 8 semanas de entrenamiento de meditación era tan efectivo como los medicamentos utilizados para tratar depresión, ansiedad y dolor. En Harvard, científicos que usan tecnología de mapeo neural, mostraron cómo la meditación afecta positivamente la actividad cerebral de quienes están crónicamente estresados, una condición que el Instituto Benson-Henry reporta está relacionada a más de 60% de todas las visitas de doctores.

Las escuelas también han empezado a experimentar con la práctica y a descubrir que las técnicas de meditación pueden ayudar a los estudiantes. Cuando una escuela en New Haven, Connecticut instauró clases de meditación tres veces a la semana para los estudiantes de primer año, estudios encontraron, después de una investigación, que los estudiantes redujeron significativamente sus niveles de cortisol, una hormona del estrés, en la sangre. En San Francisco, escuelas que han participado en Quiet Time, programa de meditación, tuvieron resultados prominentes en la materia de Lengua en el California Achievement Test más que en escuelas similares donde el programa ni siquiera existía. La secundaria de Vistacion Valley redujo sus suspensiones un 45%  durante el primer año del programa. Los rangos de asistencia subieron a 98% y el promedio en las calificaciones mejoró, además la escuela registró los niveles más altos de felicidad en San Francisco en la Encuesta de Niños Sanos de California. Otros estudios han mostrado de los programas educativos con mindfulness mejoran el auto control de los estudiantes, la empatía y el respeto por sus compañeros; aligera el ambiente escolar y mejora el humor de los profesores.

El objetivo de la meditación en la escuela es combatir el estrés a menudo relacionado con problemas económicos y familiares y preparar la mente de los niños para un mejor aprendizaje. Katherine Priore Ghannam, fundadora de Headstand, dice: “Esto es cuestión de una reforma educativa y de salud pública: nuestros estudiantes necesitan desesperadamente una manera de superar la adversidad de cada día que viene con sus condiciones de vida. Si sabemos que el estrés existe, es nuestra responsabilidad dar una herramienta simple a los niños que la necesiten más.”

Ghannam no tenía experiencia con la meditación y se sentía escéptica al respecto hasta que el nivel de estrés durante sus clases se volvió insostenible y un colega le aconsejó tomar una clase de yoga.

Ghannam cree que su práctica de yoga le dio la habilidad y la fuerza que necesitaba para no renunciar a la enseñanza durante su primer y difícil año de trabajo. Después de practicar yoga, sintió calma, la cual emanaba a sus alumnos e hizo el ambiente de clase más llevadero.

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA