Sin categoría

Masaje para bebés: conoce sus beneficios

Masaje para bebés

El masaje es muy beneficioso para el bebé. Lo convierte en un bebé saludable en todos los aspectos. Todos los bebés, sin excepciones, pueden ser masajeados. El masaje apoya el desarrollo de la coordinación motora y aumenta sus reacciones musculares, además de favorecer que el bebé sea más receptivo. Masajea a tu bebé y ayúdalo a desarrollarse mejor de manera física y logra que desarrolle un carácter afable y tranquilo; esta práctica es ancestral en comunidades asiáticas y africanas, generando excelentes resultados.

Los masajes son un instrumento terapéutico y de relajación para aliviar dolores afecciones simples de alteraciones nerviosas, así que anímate y, con todo el cuidado que requiere, dale un masaje a tu bebé:

1.- Trata de que el lugar donde estén tenga un ambiente templado y plácido; sobre una superficie plana coloca una toalla o manta suave para que el bebé pueda recostarse.

2.- Quítate anillos, pulseras, reloj o cualquier otro accesorio que pueda lastimarlo, lávate las manos y asegúrate de que la temperatura de éstas sea templada antes de comenzar a masajearlo.

3.- Recuerda que un recién nacido necesita que seas extremadamente suave con su cuerpo y que tienes que estar atenta a todas sus reacciones para saber si está cómodo, si le está gustando o si bien, está incómodo. Si después de seguir estos sencillos pasos observas que es evidente el disfrute de tu bebé, recuerda que estas ayudándolo a afianzar sus sistema nervioso y que le ayudarás incluso a prevenir cólicos y dolores musculares.

Estos son los beneficios del masaje para bebés:

1. Ayuda a regular y reforzar las funciones respiratoria, circulatoria y gastrointestinal. A través de la estimulación se pueden controlar las incomodidades producidas por los cólicos, gases y estreñimiento, y las molestias por la salida de los primeros dientes.

2. Ayuda al bebé a relajarse y lo alivia del estrés y los bloqueos que produce encontrarse diariamente con cosas nuevas.

 3. Ayuda a intensificar el vínculo mamá-bebé, facilitando la comunicación no verbal.

4.  Ayuda a estimular el sistema inmunológico y propicia un mejor desarrollo del sistema nervioso.

5.  Le enseña el contacto seguro y amoroso.

6. Ayuda a que el bebé tenga un sueño más tranquilo y profundo.

7. Ayuda a aumentar el contacto afectivo del bebé con sus padres a través del toque, la mirada, la piel, la sonrisa, los sonidos, los abrazos, las caricias, el olor y los estímulos.

El masaje transformará al bebé en un niño saludable en todos los aspectos.

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA