Embarazo, Salud

Los primeros 9 síntomas de un embarazo

galavisa.com

Para vivir una sexualidad plena y cómoda, es importante ir reconociendo las sensaciones de nuestro cuerpo ante ciertas situaciones: desde cómo una caricia logra que nos estremezca la piel hasta cómo una palabra puede disgustarnos, incomodarnos e inclusive enojarnos. Estas sensaciones son las responsables de brindarnos la información sobre si hay algo, dentro de nosotros, que está cambiando, si estamos siendo víctimas de una enfermedad o si estamos gozando de una buena salud.

La toma de consciencia de las sensaciones nos permitirá identificar, por ejemplo, un embarazo (aunque los síntomas se potencialicen hasta la sexta semana). En caso que sospeches estar embarazada, estos síntomas sensoriales te podrán dar una respuesta a tu duda:

– Empiezas a tener aversión y náuseas ante ciertos alimentos (sus aromas o sabores). Ante el aumento desregulado de estrógeno en el organismo, el cuerpo empieza a tener cambios físicos; y entre los más comunes es el cambio de apetito.

– Sufres de cambios de humor recurrentes y abruptos. Los cambios hormonales por los que pasa el cuerpo afectan los niveles de neurotransmisores en el cerebro, lo cual provoca que una mujer embarazada pueda responder diferentemente a mismos eventos de la cotidianeidad: “Hay futuras madres que experimentan emociones exageradas, algunas buenas y otras no tanto. Otras se sienten m{as bien deprimidas o ansiosas”.

– Otro cambio derivado de los cambios hormonales del embarazo es el hinchazón abdominal, similar a la llegada de la menstruación.

– Tienes ganas de orinar…¡frecuentemente! El embarazo aumenta la cantidad de sangre y otros líquidos en el cuerpo,  provocando un esfuerzo doble de los riñones y la vejiga. Es probable que esta sensación aumente o se intensifique durante el embarazo.

– La fatiga y la somnolencia son excesiva, y parece que nunca será suficiente para saciarlas. Se cree que el rápido aumento en los niveles de la progesterona provoca la fatiga, la somnolencia, las náuseas y las ganas frecuentes de orinar. Sin embargo, cuando llegues al segundo trimestre, probablemente empezarás a sentir más energía.

– Los senos se vuelven sensibles y se hinchan. Esta hinchazón y sensibilidad es provocada por el aumento en los niveles hormonales. A partir del primer trimestre esta incomodidad disminuirá significativamente, en cuanto el cuerpo se adapte a los cambios hormonales.

– Hay quienes empiezan a sentir náuseas al mes de haber concebido; otras, antes. Las náuseas y los vómitos típicos pueden ocurrir a cualquier hora del día; y pueden tardar un mes, más o menos, el aliviarse.

– Si eres regular en tu periodo,  se ha retrasado por más de dos semanas. Si, por otro lado, las reglas no son regulares, y sufres de náuseas, sensibilidad en los senos, frecuentes ganas de orinar, etcétera, será prudente realizarse una prueba del embarazo.

– La temperatura basal permanece elevada desde el despertar hasta el dormir a lo largo de 18 días seguidos.

Fotografía principal: Galavisa.com

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA