Ecología

Los popotes no son los únicos. Aprendamos sobre el plástico.

  • Diariamente se producen grandes cantidades de residuos sólidos, solamente en México ronda el kilogramo diario por habitante, es decir, aproximadamente 100 mil toneladas de residuos al día.

De acuerdo a la SEMARNAT, las ciudades con más de un millón de habitantes producen el 45% de toda la basura de México, que habitualmente es recolectada por camiones que la llevan a rellenos sanitarios, pero mucha de esa basura termina en tiraderos al aire libre y así ocasiona severos daños a la salud y al medio ambiente, además se propicia la proliferación de fauna nociva como ratas, moscas y mosquitos, junto con hongos y bacterias que se convierten en focos de infección propiciando enfermedades gastrointestinales, respiratorias y micóticas.

Pero, ¿qué pasa con el plástico? De acuerdo con un estudio de la Fundación Ellen McArthur publicado en el Foro Económico Mundial de Davos, el consumo desmedido de plástico propiciará que en el año 2050 haya más plástico que peces en el océano. Esa es la razón principal por la que el consumo de plástico debe re considerarse y pasar de un modelo lineal a uno circular donde la reutilización y el reciclaje de este material sean los ejes del mismo. El proceso de reutilización del plástico inicia en casa con la separación de este y los demás residuos para lograr así su rápida identificación y recolección para proceder con su adecuada deposición.

Diariamente utilizamos un sinfín de contenedores, desde envases y botes de plástico o metal hasta botellas y frascos de vidrio cuyo uso indiscriminado genera un gran impacto ambiental que ha llevado a instituciones como la SAGARPA y la SEMARNAT a promover la reducción de su uso y la recolección de envases vacíos.

El popote no es el único enemigo marino. El plástico en un material altamente resistente y maleable, que puede ser verdaderamente útil en muchos sectores del hogar, oficina, escuelas y otros usos diarios. El gran problema con este material es que a pesar de sus bondades, lo utilizamos como un material de uso y desecho, cuando podría ser reutilizado decenas de veces e incluso reducir así el gasto energético, por ejemplo.

Piénsalo dos veces antes de desechar un plástico. Recuerda que un gran porcentaje de residuos altamente dañinos terminan dañando la fauna y nuestros ecosistemas. ¡Contamos contigo!

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA