Crianza, Ecología, Educación

Los niños también pueden ser voluntarios

  • Cuando los pequeños se suman como voluntarios a una causa disfrutan de muchos beneficios, como conocer personas nuevas, desarrollar habilidades, aumentar su sentido de compromiso y aprovechar el tiempo libre, por ello, a continuación te presentamos 3 opciones en las que los niños pueden ser voluntarios en el cuidado del medio ambiente.

Sabemos que deseas que tus hijos crezcan con los mejores valores, como solidaridad, compromiso, responsabilidad y altruismo, por ello, día a día tratas de motivarlos a realizar actos que tengan un impacto positivo en la naturaleza y en aquellas personas que lo necesitan. Es importante que los pequeños aprendan que los problemas se solucionan con acciones y que ellos pueden ser parte de las mismas.

El voluntariado es una forma de apoyar a resolver múltiples problemáticas, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México existen 1,379,000 personas que apoyan a organizaciones sin fines de lucro como voluntarias. Las causas en las que participan incluyen el cuidado del medio ambiente, el combate a la pobreza, el fomento a la educación, entre otras.

Ser voluntario significa donar tiempo y esfuerzo para lograr un objetivo común, sin embargo, por cuestiones de seguridad, muchas veces se solicita que los participantes en acciones de voluntariado posean cierta edad mínima. No obstante, existen diversas actividades en las que los niños pueden apoyar.

Cuando los pequeños se suman como voluntarios a una causa disfrutan de muchos beneficios, como conocer personas nuevas, desarrollar habilidades, aumentar su sentido de compromiso y aprovechar el tiempo libre, por ello, a continuación te presentamos 3 opciones en las que los niños pueden ser voluntarios en el cuidado del medio ambiente.

-Donar ropa y juguetes que ya no usen.

Disminuir los residuos que se generan diariamente es un reto en el que los pequeños pueden ayudar. En lugar de terminar en la basura, los juguetes, libros, accesorios y ropa que ya no se utilicen en casa, pueden ser donados a quien más lo necesite. Una opción es encontrar algún hospital o casa hogar y llevar el donativo acompañados de ti.

-Apoyar a un refugio de animales.

En nuestro país, existen millones de perros y gatos en situación de calle, los cuales han pasado por situaciones de maltrato y abandono. A veces los refugios se encuentran escasos de recursos para la adquisición de alimentos y artículos de higiene. Los niños pueden apoyar acudiendo a uno de estos centros y donar comida o accesorios para mascotas, así aprenderán la importancia de cuidar a los animales y si existe la posibilidad en el hogar, poder adoptar a un amigo de cuatro patas.

-Apoyar en el mantenimiento de bosques.

Algunas organizaciones civiles realizan actividades para el mantenimiento de los bosques, los cuales funcionan como los pulmones del planeta, en ocasiones especiales, organizan eventos en los que los niños pueden participar a través de actividades acordes a su desarrollo físico, como sembrar un árbol o rescatar plantas bebés para que crezcan correctamente. Para unirse a estas actividades, lo mejor es acercarse a las organizaciones locales.

Si te interesa participar junto con toda tu familia en actividades de voluntariado ambiental puedes registrarte en www.earthgonomic.org para recibir las invitaciones a los diferentes eventos que se organizan para el rescate de los bosques de México. Si tienes más ideas de cómo los reyes del hogar pueden sumarse a las actividades de voluntariado, ¡compártelas con nosotros!

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA