Crianza, Familia

Los bebés aprenden de sus padres el sentido del humor

laughing-baby_2329461b.jpg

 

La Dra. Gina Mireault, del Johnson State College, y el Dr. John Sparrow, de la Universidad de New Hampshire, realizaron un estudio entre 30 niños para examinar sus reacciones ante situaciones absurdas o indiferentes.

Los investigadores representaron escenas poco usuales, a veces ridículas y a veces graciosas. Se les pidió a los padres que se rieran o se mostraran indiferentes.

Los bebés de entre 6 y 12 meses buscaban la reacción de sus padres, algo llamado “referencia social”, para explicarse el tono de la situación: por si acaso se enfrentaban a un evento de peligro o amenaza. Pero cuando escuchaban las risas de sus padres, los observaban con detenimiento.

Cuando las pruebas se les aplicaron a niños de ya algunos años cumplidos, ellos se reían frente a los eventos graciosos, incluso si sus padres permanecían indiferentes.

“El estudio sugiere que los bebés de 6 meses comienzan a ver a sus padres como una fuente de información emocional”, dijo la Dra. Mireault. “A partir de los 12 meses, parecería que los infantes ya tienen la suficiente experiencia como para emitir su propio juicio”.

De hecho, otros estudios han encontrado que niños de 18 meses pueden hacer bromas con otros bebés, incluso antes de hablar, con gestos, ruidos y juegos mutuos.

“El humor parecería un tópico frívolo, pero es un vehículo para entender el desarrollo de los infantes, en este caso para las referencias sociales”, dijo la Dra. Mireault.

Artículo AnteriorPróximo Artículo

Alojado en Next.LA