Salud

Los básicos del post parto

  • Disfruta el tiempo con tu bebé, ve aceptando los cambios de tu cuerpo a su ritmo, recuerda que te tomó muchos meses gestar a un bebé.

post parto

Los básicos del post parto: ¿Qué esperar y qué necesitas para ese período?, te contamos…

En las horas siguientes al nacimiento de tu bebé y dependiendo de si has tenido o solicitado analgesia o no, es normal que sientas: incomodidad, dolor o cansancio, lo común es que sientas lo que se interpreta como piquetes, ardor o dolor en la zona del periné cuando intentes ir al baño, en la espalda baja y a veces en las piernas (dependiendo de la duración de tu trabajo de parto). Ese paso también puede darte un poco de ansiedad por pensar que probablemente pueda dolerte o arderte al orinar o evacuar. Si has sufrido algún daño perineal por desgarre o episiotomía las sensaciones serán mas agudas, además de que habrá hinchazón y dolor en el área vaginal.

Por algunos días, es probable que también sientas dolores moderados a fuertes en la cavidad abdominal, estos son los entuertos y se dan por el reacomodo de los órganos internos después de que ha nacido el bebé y porque el útero regresa a su tamaño preparo (haya nacido por parto o cesárea). Estos dolores pueden incrementarse o suceder cuando estás amamantando, pues lactar produce oxitocina que a su vez provoca ciertas contracciones uterinas necesarias para este proceso natural.

Los senos pueden comenzar a doler o sentirse congestionados por la próxima bajada de la leche, puedes también experimentar un estado febril e hinchazón en piernas, pies y manos, pues el exceso de sangre que el cuerpo ocupaba en el embarazo, debe excretarse y a veces se filtra entre los músculos y articulaciones a manera de líquido.

Algunos consejos básicos para el post parto:

1. Si tuviste desgarro, episitomía o te sientes muy hinchada en la zona vaginal puedes usar compresas frías o de hielo, las hay especiales para ese propósito y si no las tienes o consigues, puedes hacerlas tu misma llenando un globo o un guante desechable con hielos, o mojando una toalla sanitaria o una compresa de tela y congelando la misma para luego usarla en el piso pélvico. Támbién puedes aplicar baños de asiento y pomada de caléndula, árnica y de tu propia placenta. Usar ropa interior cómoda de algodón es muy recomendable.

2. Si te arde al orinar puedes usar un poco de agua caliente en la zona vaginal antes y después de ir al baño, con el chorro que sale directo de una botella o con la manguera de la regadera, el calor reduce la incomodidad. Usar algún laxante natural te ayudará a sentirse mas cómoda, también hay diuréticos naturales que te ayudarán a deshacerte del exceso de retención de líquidos.

3. Para los cólicos puedes poner una botella con agua caliente o alguna bolsa en el abdomen para el mismo propósito, o un cojín de semillas que pueda calentarse, recuerda proteger tu piel del contacto directo para evitar quemaduras. 

4. Caminar es un gran apoyo para recuperar tu movilidad y lograr que tu sistema circulatorio y endócrino se activen de manera efectiva, e irás retomando tu actividad física poco a poco.

5. El baño diario con agua caliente también puede hacerte sentir muy bien, recuerda mantenerte bien hidratada y si acaso te sientes débil, siempre puedes meter un banco o silla a la regadera. 

6. Si vas a tomar medicamentos contra el dolor, asegúrate que sean bajo prescripción médica y compatibles con la lactancia. No te auto-mediques. Si optas por la homeopatía, el árnica siempre es un gran aliado. 

7. Tratar de dormir lo mejor posible y estar nutrida también harán una gran diferencia en la recuperación. Usar pijamas de lactancia te ayudarán a descansar cómodamente.

8. Para la congestión de los senos puedes usar agua caliente al momento de bañarte y dar masaje circular en cada mama para que la leche vaya fluyendo. El bebé succionando al pecho lo mas frecuentemente posible alivia mucho las molestias. Usar hojas de col frías en los senos bajarán la sensación de estiramiento de la piel. Tener un buen tira leche o saca leche (manual o eléctrico puede ser un gran aliado). Te servirá tener a la mano protectores de lactancia (los hay de muchas marcas).

9. Puedes usar lanolina y cremas hidratantes para mantener hidratados tus pezones y evitar que se agrieten.

10. No dejes de usar humectantes (aceites o bálsamos) en la piel del abdomen, caderas y piernas en el post-parto porque las estrías también pueden salir o agravarse después del nacimiento del bebé.  

11. En las semanas siguientes puedes recibir masaje post parto siempre que sea profesional y los baños de post parto que resultan cuidados integrales naturales de salud que tienen grandes beneficios inmediatos a tu recuperación. 

12. Evitar la depresión post parto es un gran tema, la mayoría de las mujeres tenemos lo que se conoce como baby-blues o tristeza post parto y se da dentro de la primera semana siguiente al nacimiento, debido a los reajustes hormonales y se quita sin mayor dificultad. Si experimentas algo mayor y profundo, que no se quita a pesar de lo hagas, no lo ignores y hazle saber a tu médico, recibir apoyo a tiempo puede ser muy importante.

post parto

Toda ayuda en el post parto es bien recibida, observa y escucha tu cuerpo, no ignores las molestias o señales que te de, ve retomando tus ritmos y actividades de a poco, disfruta el tiempo con tu bebé, ve aceptando los cambios de tu cuerpo a su ritmo, recuerda que te tomó muchos meses gestar a un bebé.

Puedes encontrar muchos productos útiles para tu post parto en:

#ParteDeMiVida 

Artículo AnteriorPróximo Artículo
ESCRIBE UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Alojado en Next.LA